TuWeb

ACTUALIDAD-Enlaces a los artículos de más reciente publicación.
ACTUALIDAD socio-política .
ACTUALIDAD socio-religiosa.Escritos de interés.
ÁFRICA-Artículos varios
AGUA...sobre el
AMOR...sobre el..
BENJAMIN FORCANO.Escritos de...
CAMBIO CLIMÁTICO
CAPITALES.Evasiones varias...
CARTA(S) ABIERTA(S) A ( O DE )DIVERSAS PERSONALIDADES.
CELEBRACIONES...varias.
CELIBATO...Sobre el...
COLECTIVOS DIVERSOS
COMPROMETERSE.
COMUNICADOS Y RUEDAS DE PRENSA-VARIOS
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA.Sobre la...
CONSUMISMO O CONSUMO RESPONSABLE.
CONVOCATORIAS, Conferencias, Encuentros,Manifestaciones...
CRÍMENES Y BARBARIES...contra la humanidad.
CRISIS ECOLÓGICA.Artículos recientes
CRISIS ECONÓMICA
CRISIS ENERGÉTICA
CUBA,PUNTO Y APARTE.
DECLARACIONES DE INTERÉS.
DECRECIMIENTO.Filosofia del...
DERECHOS HUMANOS, para una convivencia en paz.
DESASTRES,CATÁSTROFES,TRAGEDIAS.
DESOBEDIENCIAS...civil y religiosa.
DETENCIONES-DETENIDOS ¿ En qué condiciones ?
DIÁLOGO INTER-RELIGIOSO
DIOS...sobre.
ECLESALIA....Artículos recibidos de...
ECONOMÍA-Artículos relacionados
ECUMENISMO.
EDUARDO GALEANO.escritos de...
EDUCACIÓN-Sobre la educación en general.
ELECCIONES EUROPEAS-Ante las...
EL PAPA y la jerarquía católica .sobre...
ENLACES A OTRAS WEBS .Muy útiles.
ENTREVISTAS ...A personalidades varias.
ESPERANZAS...varias.
ESPIRITUALIDAD
EUTANASIA...sobre la...
EUCARISTÍA...sobre la
EVANGELIO Y POLÍTICA
EXCOMUNIÓN...sobre la
EXPOSICIONES y proyecciones de interés.
EXTRANJERÍA.Sobre la Ley de...
FE-(Artículos y reflexiones sobre la Fe ).
FAMILIA ( La )...vista desde diferentes ángulos.
FAUSTINO VILABRILLE LINARES-Reflexiones
FÍSICA CUÁNTICA. Algo sobre la...
FOROS-Diversos.
FRASES CÉLEBRES.
GALERÍA DE FOTOS RECIENTES.
GENÉTICA...sobre la...
GOLPES DE ESTADO...varios
GUERRA CIVIL...sobre la...
GUERRAS...Sobre las...
HISTORIA-Algunos días señalados.
HOMENAJES Y ANIVERSARIOS VARIOS.
HOMOFOBIA...sobre la...
HOMOSEXUALIDAD.Sobre la ...
HUELGAS Y CONCENTRACIONES REIVINDICATIVAS
HUMOR-Para nunca envejecer.
IGLESIA EN EL MUNDO
IGLESIA-ESTADO.Relaciones...
IGLESIA Y COMUNIDAD CIENTÍFICA
IGLESIA Y JERARQUÍA .Escritos varios.
IMPERIALISMO...Sobre el..
INMIGRACIÓN...Y EMIGRACIÓN.
INQUISICIONES ...varias
JESÚS DE NAZARET-sobre ...
JON SOBRINO.Artículos de...
JOSÉ ANTONIO PAGOLA.Reflexiones litúrgicas.
JOSÉ ARREGI,Artículos de...
JOSE JUÁREZ...artículos publicados en SOMAC.
JOSÉ MARIA CASTILLO.Artículos de...
JOSE MARIA GARCIA-MAURIÑO.Reflexiones
JUAN DE DIOS REGORDÁN DOMÍNGUEZ.Reflexiones
JUAN JOSÉ TAMAYO ACOSTA.Artículos de...
JUBILACIÓN=¿ ANCIANIDAD ?
JUECES...Y JUICIOS.
JUVENTUD...sobre la...
LAICIDAD,¡OJO ! Que no es Laicismo.
LATINO-AMÉRICA.Noticias sobre...
LECTURAS RECOMENDADAS.Libros de consulta ; Revistas y publicaciones varias.
LEONARDO BOFF.Artículos de...
MANIFIESTOS VARIOS
Mª DOLORES DE BURGOS-AISHA.Relatos de...
María,la madre de Jesús.
MASS MEDIA...lo que dicen los medios.
MATILDE GARZÓN RUIPÉREZ.Artículos de...
MEMORIA HISTÓRICA , varias-Noticias y Comunicados
MENORES.Sobre la infancia y los...
MISIONES...Y MISIONEROS/AS.
MOVIMIENTO 15-M
MUJER-Sobre la mujer.
MUROS...otros...
MUSULMANES/AS.Sobre los/as...
NARRACIONES ...Y SUEÑOS,que ayudan a reflexionar.
NAVIDAD-Narraciones y ¡ Buenos deseos !.
NEOLIBERALISMO ECONÓMICO...Y otros.
NOS DEJARON...
OBJETORES DE CONCIENCIA
ODIO...sobre el
ONU-ORGANIZACIÓN NACIONES UNIDAS.Algunas noticias y comunicados.
OPINIONES...varias
ORACIÓN...sobre la...
ORACIONES ...varias
ORIENTE MEDIO.Sobre...
PADRENUESTRO... del capital.
PADRENUESTRO-EL.Varias maneras de dirigirse al Abba.
PALESTINA-ISRAEL...Conflicto ¿ Hasta cuándo ?.
PAPA BENITO XVI.Comentarios y reflexiones sobre y ...del Papa.
PAPAS...sobre los...
PARÁBOLAS EVANGÉLICAS.Reflexiones sobre
PARROQUIA SAN CARLOS BORROMEO-Entrevías
PAZ-Artículos y Reflexiones sobre la...
PECADOS...LOS NUEVOS Y LOS DE SIEMPRE.
PEDERASTIA Y PEDOFILIA...sobre la...
PEDRO CASALDÁLIGA. De Pedro y sobre Pedro.
PELÍCULA...DE
PERDÓN...Sobre el...
PETICIONES VARIAS.
PIRATERÍAS...varias.
PLATAFORMAS.Varias
POBREZA,varios conceptos de...
POESÍA-Rincón de la Poesía.
POESÍAS CONTRA LA ( S ) MASACRE ( S )
PONTÍFICES ...y sus documentos.
PREGUNTAS...¿ Sin respuesta ?.
PREMIOS...varios
PRIMERO DE MAYO...Sobre el
PRISIONES-PRISIONEROS
PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD...aplicadas al tiempo litúrgico.
PUNTOS DE VISTA...para valorar.
RACISMO EN EL SIGLO XXI...Semilla de división entre los humanos.
RECORDANDO A...
RECURSOS VITALES.Sobre...
REDACCIONES...INTELIGENTES.
REDES CRISTIANAS
REFLEXIONES varias-Artículos que nos invitan a ello.
REFUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA.Sobre la...
RELATOS Y EXPERIENCIAS DE VIDA.
RELIGIÓN-RELIGIONES-Sobre la ...
RÉPLICAS...TURNO DE.
REPOBLACIONES FORESTALES
REPÚBLICA...Y REPUBLICANOS.
RESISTENCIA PACÍFICA.
ROSER PUIG,escritos de ...
SACERDOCIO...sobre el...
RESURECCIÓN...sobre la
SALARIOS Y ASALARIADOS
SANIDAD.Sobre la...
SANTIDAD
SECULARIZACIÓN...y su problemática.
SENCILLEZ...Sobre la.
SEMANA SANTA.Reflexiones sobre...
SERENIDAD
SEXUALIDAD...sobre la.
SILENCIO...de Dios
SINDICALISMO
SISTEMAS ECONÓMICOS....varios.
SOCIALISMO...sobre el...
SOLIDARIDAD-Artículos relacionados
SO.M.AC (SOLIDARIOS MAYORES ACTIVOS)-Página de Inicio
SOÑADORES
TEMAS PARA REFLEXIONAR.
TEOLOGÍA ...Y TEÓLOGOS RELEVANTES-Artículos relacionados
TERAPIAS ...Recomendadas.
TERCER MUNDO
TERRORISMOS ...VARIOS.
TESTIMONIOS DE VIDA
TIEMPO LITÚRGICO
TORTURA!.¡ Todos contra la...
TORRES QUEIRUGA,ANDRÉS.Articulos de...
TRANSNACIONALES.Sobre las...
TRANSPORTE...y su problemática.
TRATADOS INTERNACIONALES.sobre...
UNIÓN EUROPEA-Artículos y comentarios.
UNO...Unidad en el amor.
¡¡ URGENTE !!...comunicado.
UTOPÍAS ...EN LAS QUE CREER.
VATICANO-Artículos relacionados.
VIDA TERRESTRE-Expectativas
VÍA CAMPESINA...noticias relacionadas.
VIDAS EJEMPLARES
VIOLENCIAS CON VÍCTIMAS...VARIAS
AGRICULTURA.Sobre la...
VIVENCIAS =EXPERIENCIAS DE VIDA.
VIVIENDA-Sobre el derecho a una vivienda digna.
VIVIR...Formas de vivir.
Vivir lo que somos
ÉTICA.Sobre la ...
IGLESIA.Sobre la...
NACIONALCATOLICISMO.Sobre el...
HANS KÜNG-Escritos y entrevistas.
JUAN HERNÁNDEZ JOVER-Comentarios de ir por casa
 
JOSE MARIA GARCIA-MAURIÑO.Reflexiones


imagen
INDIGNACION ETICA

José María García-Mauriño
Mayo de 2013

La Indignación ética es una experiencia fundamental humana. Es la que puede marcar el sentido de la propia vida. Y si lo marca es «a partir de la realidad», a partir de la realidad más real, que es la realidad concreta de la injusticia que se comete con los pobres, la realidad mayor de nuestro tiempo, el lugar «antropológico» más fundamental.
Hoy no se puede definir el sentido de la vida sin situarse de cara a los pobres, o sin pronunciarse ante el conflicto crucial de nuestro tiempo, de los barrios y pueblos frente al capitalismo devastador, frente al imperio. Hay que encontrar el sentido de la vida desde el sentido de la Historia, desde los barrios y pueblos oprimidos. Los pobres juegan en el mundo un papel crucial. Ellos son quienes nos dicen realmente qué es el mundo. Toda captación de la realidad del mundo fuera de los pobres es una captación esencialmente viciada, distorsionada.

Distinguimos en ella varios elementos:
1, Una percepción de la «realidad fundamental»,
2, Comprometidos los valores fundamentales
3, Una exigencia ineludible, y
4, La que marca el sentido de la vida

1.- Una percepción de la «realidad fundamental»,
En primer lugar, decimos, que en la indignación ética se da una percepción de la realidad fundamental, que es la realidad más cruda y radical. Como es, por ejemplo en España en este año de 2013, los más de 6 millones de parados, la angustia y la nula esperanza de encontrar trabajo de cerca de 2 millones de parados de larga duración, la lista interminable de desahuciados, la cruda realidad de los inmigrantes sin papeles, los más de 2 y medio millones de familias que no tienen ningún ingreso, los comedores de Cáritas atestados de gente, el sufrimiento de familias enteras que dependen de la escasa pensión de los abuelos, los jóvenes que tienen que emigrar para encontrar algún trabajo en el extranjero, multitud de niños que no tienen siquiera el comedor en sus escuelas infantiles. Y un largo etc.
Con esta percepción de la realidad queremos decir que la persona llega a captar en la realidad algo que le parece afectar a lo más sensible de la existencia. Como cuando no se puede tocar una herida porque en ella ha quedado al descubierto un nervio cuyo tocamiento estremece todo el sistema nervioso de la persona. Hay realidades y situaciones que ponen al descubierto ante cualquier persona dimensiones sumamente sensibles, esenciales, que comprometen los valores que estimamos como absolutos cuya integración es necesaria para la captación del sentido de la vida. En esas realidades y situaciones nos parece «tocar» lo más sensible de la existencia, lo «absoluto», aquello que nos concierne inapelablemente y que provoca en nosotros una reacción incontenible.

2. Comprometidos con los valores fundamentales.
Esa realidad es captada e interpretada de forma que se ven comprometidos en ella valores éticos. Al percibir esa realidad fundamental sentimos una indignación ética «radical» que viene desde lo más hondo, desde las raíces últimas de nuestro ser. Es una indignación que no brota de una circunstancia o de una ideología particular, sino una indignación que uno percibe que la siente por el mero hecho de ser humano, de forma que si no la sintiera no se sentiría humano Se trata de la percepción de la urgencia de la transformación social. Otro modelo de sociedad que sea más justa e igualitaria. Una indignación tan irresistible que no deja comprender cómo puedan no sentirla otras personas que se dicen humanas.
.
La Indignación es un sentimiento profundo, un estado violento provocado en alguna persona por una realidad tremenda, dura y radical, o una acción injusta o reprobable (María Moliner). Se trata de una experiencia, no de una teoría, una experiencia fundamental, porque es algo que ante la percepción de esa cruda realidad, marca a la persona en todos los niveles de su vida. Queda en la base de nuestra personalidad, nos define, nos constituye.
Esa percepción nos afecta porque quedan al descubierto, al aire libre, unos valores propios de todo ser humano.Valores fundamentales, imprescindibles, para la formación de su conciencia. Son los valores que subyacen en los Derechos humanos como son: la afirmación de la vida, el amor, la libertad, la justicia, la verdad, la igualdad. Valores básicos de todo Ser Humano. Al ser básicos, son universalizables, es decir, se pueden aplicar a cualquier ser humano de cualquier país, o etnia, sea de oriente o de occidente.

3.- Una exigencia ineludible,
Se trata de una indignación radical que comporta una exigencia ineludible. Nos afecta, nos sacude, nos conmueve, imperativamente. Nos sentimos cuestionados en lo más hondo, en nuestro mismo ser. No podemos dejar de sentirnos concernidos por estas tremendas realidades. No podemos callar, ni tampoco podemos quedarnos con los brazos cruzados. Nos vemos interpelados constantemente de una forma ineludible: sentimos que no podemos transigir, tolerar, convivir o pactar con la injusticia, porque sería una traición a nuestra conciencia, a lo más íntimo y profundo de nosotros mismos….
Esta exigencia ineludible es a la vez una opción fundamental, porque se hace en función de esos valores fundamentales de la existencia, de la vida humana. Esos valores se han percibido como la base de esa realidad concreta percibida. Se trata, por tanto, de la opción fundamental de la persona.

4. Es la que marca el sentido de la propia vida,
Esta opción se toma «a partir de la realidad», que es la realidad concreta de los pobres, Hay personas que pasan por la vida sin enfrentarse a esta «realidad mayor», personas que se quedan en pequeñas realidades privadas, o de su grupo, sin llegar a descubrir el conflicto mayor de nuestro tiempo: La inmensa mayoría de la Humanidad padece hambre y miseria. Los pobres juegan en el mundo un papel crucial. Ellos son quienes nos dicen realmente qué es el mundo Toda captación de la realidad del mundo fuera de los pobres es una captación esencialmente viciada, distorsionada.

Hoy estimamos que no se puede definir el sentido de la vida sin situarse de cara a los pobres, o sin pronunciarse ante el conflicto crucial de nuestro tiempo: la mayoría de los pueblos se siente oprimida por el imperio del dinero, del capital. Hay que encontrar el sentido de la vida desde el sentido de la Historia, desde las personas, barrios y pueblos oprimidos.
Esta toma de postura también puede ser negativa: la actitud contraria a la indignación ética es la cerrazón del corazón, la falta de sensibilidad, la indiferencia, el pasotismo, la comodidad.

De ello deducimos lo siguiente:
Hay personas que pasan por la vida sin enfrentarse a esta «realidad mayor», personas que se quedan en pequeñas realidades privadas, o de su grupo, sin llegar a descubrir el conflicto mayor de nuestro tiempo. La perversidad del sistema capitalista que está conduciendo a la humanidad a una catástrofe sin precedentes. Es bien conocida la tesis de Emile. Durkheim (ilustre sociólogo) según la cual en el origen del socialismo hay una pasión: la pasión por la justicia y por la liberación de los oprimidos; una indignación ética, por tanto.

El punto de vista de los pobres y oprimidos es el más fecundo -por ser el más real- para captar el sentido de la historia que no es el punto de vista de los poderosos. La realidad sangrante sólo se puede ver desde abajo.
Por todo ello es por lo que el contacto con la realidad del hambre en el mundo, de los pobres, de los parados, de los inmigrantes, de las mujeres, de los niños, es necesario para todos aquellos que no nacieron o no viven en esa realidad. Es el contacto con los pobres el que, de hecho, nos hace mucho más real, la misma realidad.
Esta experiencia fundamental y la opción fundamental que lleva implícita es también un acto religioso. Aun vivido con una conciencia de no creencia. Porque le salen al encuentro los interrogantes más serios de la vida: el sentido de la realidad, de la historia, de la humanidad, de sí mismo… porque ahí está definiendo el sentido de su vida, y por tanto está reconociendo a unos determinados valores como absolutos,
La indignación ética es también compasión. Es sentir como propio el dolor del mundo, padecer con él. El origen de esta pasión es lo que está en el origen de toda utopía revolucionaria. Decía Emile Durkheim, “una persona no se hace revolucionaria por la ciencia, -ni por la participación frecuente en manifestaciones de protesta callejera, añado yo- sino por el sentimiento profundo de la indignación ética”.

Finalmente, una cita del que fue Secretario de Estadio de los EEUU, Henry Kissinger a Gabriel Valdés, ministro de Asuntos Exteriores de Chile.
«Usted viene aquí hablando de América Latina, pero eso no interesa. Nada importante viene del Sur. La historia nunca ha sido hecha en el Sur. El eje de la historia comienza en Moscú, pasa por Bonn, llega a Washington y sigue hacia Tokio. Todo lo que pueda pasar en el Sur carece de importancia».


---oOo---
CRISTIANISMO, JUSTICIA Y POLÍTICA

José María García-Mauriño
abril de 2013

1.- Qué entendemos por Cristianismo:
El término Cristianismo no se encuentra en el NT. Aparece por primera vez en el siglo II en las cartas de Ignacio de Antioquia, para fijar la diferencia entre cristianos y judíos.
El Cristianismo no es una religión. No es lo mismo fe que religión. No es lo mismo Cristianismo que Evangelio. No es lo mismo ser creyente en Jesús, que ser religioso. No son ritos, (ir a Misa los domingos, bautizos, comuniones, bodas, funerales, etc.) ni obediencia sumisa a una Jerarquía. No es lo mismo “cumplir con la Religión” que vivir la fe en Jesús. Jesús es nuestro único Dios. Se trata del movimiento de fe inaugurado por Jesús y que es todo un estilo de vida. El Cristianismo no consiste en doctrinas, ni dogmas, ni morales, se trata del seguimiento del profeta de Nazaret. Y este profeta se preocupaba fundamentalmente de tres cosas muy básicas, muy humanas: que no le falte comida a la gente, curar las enfermedades y las buenas relaciones humanas. Comida, salud y relaciones humanas, son las preocupaciones básicas de JESÚS. La Vida humana para todos y todas. Se preocupaba de los pobres, de los enfermos, de los niños, de los excluidos, los leprosos, los llamados pecadores y pecadoras, gentes de mala fama. ¿Dónde queda “lo religioso”? Jesús fue un profeta laico.

Jesús no fundó una Iglesia, buscaba incansablemente el Reino de Dios y su Justicia. La Iglesia tiene la misión de construir el Reino, una sociedad alternativa. Los seguidores de Jesús también buscan la Justicia, no el conformismo con este orden establecido, que es radicalmente injusto.
Jesús de Nazaret, estaba inspirado por la “ideología revolucionaria”. Es decir, se distingue porque, radicaliza la línea de los profetas, critica la religión establecida y dominante que legitimaba toda la vida judía y que estaba profundamente unida a la vida política del imperio. Jesús desacraliza el poder imperial, el poder religioso nacionalista y el poder del Estado: Jesús muestra que hay otra manera de organizar las relaciones sociales, basadas en devolver la dignidad a los pobres y marginados y otorgarles primacía. Y era normal que sus enemigos lo viesen como contrapuesto al orden jerárquico y patronal de la religión judía y del poderío romano: “Este hombre no nos conviene”.
A) EL PROYECTO DE JESÚS: EL REINO DE DIOS
Jesús introduce novedades radicales: no habrá desigualdades, se cambiarán las relaciones sociales, la situación de los pobres y oprimidos cambiará, serán ellos los dichosos. Tal reino es el reino de Dios, que quiere implantarlo en la tierra, es la construcción de una sociedad alternativa.
La Buena Noticia de este Reino es el anuncio de la igualdad y fraternidad en un mundo donde no haya lugar para los ídolos del dinero, del poder, del afán del dominio, ni de instituciones religiosas, normas o leyes represoras. Jesús va a la raíz: este Reino es revolucionario, pero comienza por cada uno, por hacer nuevo su corazón y proyectarlo luego en prácticas y relaciones nuevas.
B) JESÚS INNOVADOR RELIGIOSO
Desde que el hombre existe, ha creado conceptos, imágenes y normas para relacionarse con Dios. Jesús revoluciona esta relación, es muy otra la imagen de Dios que él comunica y que comporta una nueva forma de relacionarse con Él. El Dios de Jesús no tiene nada que ver con el poder, es Amor, actúa en la historia pero respetando las mediaciones humanas. “Ante Dios y con Dios, estamos sin Dios” (Bonhöffer, pastor protestante asesinado por los nazis). En su convivir con nosotros, Dios adopta un modo de vida pobre y entregado al amor, al servicio, a la liberación de los oprimidos y a la denuncia de la dominación. La forma de Dios como esclavo entregándose a la liberación de los esclavizados con una radicalidad que le lleva a la muerte bajo la doble acusación de subversivo y blasfemo, es única en la historia de las religiones.

2.- Qué entendemos por Justicia:
En general, se puede decir que consiste en dar a cada uno lo suyo. Y lo más suyo de cada ser humano es su Vida. Dar y reconocer la vida de todo ser humano, que sea de verdad una vida humana, una vida de calidad. Todo ser humano es igual a otro ser humano, sea hombre o mujer o de cualquier etnia o país. Es el respeto por el principio de igualdad. “Todos nacemos libres e iguales...” (art. 1 de DDHH). Es el reconocimiento de todos los Derechos Humanos para todos y todas. Eso es hacer Justicia. Los que más necesitan la Justicia son las Víctimas de este capitalismo salvaje.
Ahora bien, la igualdad fraterna es un componente esencial del cristianismo, que se enfrenta a obstáculos estructurales que la hacen inviable. La justicia evangélica, más que dar a cada uno lo suyo, consiste en dar primacía a la satisfacción de las necesidades de los últimos, prioridad imposibilitada por el capitalismo, es decir, ese mecanismo acumulador de la riqueza excluyente y del poder como forma de dominación.
Jesús tiene claro que la igualdad es fruto de la justicia y alcanza a las personas y sectores sociales más empobrecidos. Por ello, anuncia que “Los primeros serán los últimos y los últimos serán los primeros”. Para hacer realidad su proyecto (el reino) hay que abolir que haya primeros y últimos. Tarea ésta imprescindible para los que quieren construir una sociedad más fraterna e igualitaria.
El Reino de Dios es incompatible con un orden que alberga la desigualdad y hace imposible la fraternidad. Sin igualdad no es posible la fraternidad. Y el camino para llegar a ella consiste en que “si uno quiere ser primero, ha de ser el último de todos y servidor”. Nada, pues, de riqueza ni de poder: “El que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor; y el que quiera ser el primero entre vosotros, que sea esclavo” ¡El primero, esclavo; el esclavo, el primero! Una inversión de valores radical, para aquella situación judía interclasista y de esclavismo manifiesto del imperio romano. La situación colectiva de los empobrecidos y maltratados va a cambiar, serán saciados y recibirán consuelo, serán poseedores del Reino de Dios, porque ese Reino infunde dignidad y esperanza
Frente al reinado del dinero y del poder este cristianismo introduce una pasión en la historia: que los últimos dejen de serlo, que se adopten comportamientos y se organicen políticas que les den la primacía para construir una sociedad sin últimos ni primeros o, al menos, con la menor desigualdad posible entre seres humanos convocados a ser hermanos. La pasión por la Historia, por la realidad histórica, se convierte en pasión cristiana por la primacía de los últimos. Crea una especial sensibilidad e interés por conocer y transformar las condiciones de vida en que se encuentran los últimos de cada sociedad y de la humanidad en su conjunto, una fuerte crítica y denuncia de los mecanismos de riqueza y poder que causan esa situación, y un comportamiento por la emancipación de los empobrecidos que tienen que constituir el centro de toda la vida colectiva hasta que dejen de serlo.
3.- Qué entendemos por Política:
Es la preocupación por la realidad. La realidad del mundo, del país, las desigualdades sociales de pobres y ricos, la democracia, la corrupción, el parlamento, etc. la Realidad de esta crisis-estafa que estamos padeciendo. Política es querer afrontar la realidad del mundo, del país, para cambiarla por una sociedad más justa e igualitaria. Esta es la tarea de la política. Ahora, esta realidad se llama Crisis, o mejor una monumental Estafa. Son los banqueros, las grandes fortunas y las grandes empresas las que han provocado este catastrófico desequilibrio entre ricos y pobres.
Este ideal de justicia, específica del cristianismo, requiere una voluntad colectiva, un trabajo ético-cultural y político, que implica la defensa de unos valores, la creación de una opinión pública, la educación de sentimientos morales, la opción de una determinada política.
La difusión de la cultura evangélica de la primacía de los últimos constituye un factor de relevancia extraordinaria para políticas que verdaderamente quieran poner en el centro la lucha contra la exclusión social en el norte y el empobrecimiento en el sur. Esa primacía de los últimos constituye una de las principales aportaciones que el cristianismo realiza para conseguir una política humana en verdad justa y liberadora.
La cultura evangélica tiene un enorme potencial para crear una especial sensibilidad de insatisfacción y revuelta contra una sociedad que no se moviliza contra desigualdades nacionales e internacionales. La pasión evangélica para que los últimos dejen de serlo genera una especie de rebeldía política -el “hambre y sed de justicia” de las Bienaventuranzas- que, al igual que el hambre agudiza el ingenio, lleva a la búsqueda de medios socioeconómicas que puedan hacer realidad el ideal evangélico de la justicia.
Los últimos deben ser objeto y sujeto a la vez, es decir, que ellos mismos sean quienes se muevan a buscar los medios políticos y socio-económicos que hagan efectivos sus valores. Pienso que la primacía de los últimos debería llevar a dar prioridad a las políticas de solidaridad internacional: cooperación para el desarrollo, condonación de la deuda externa, comercio justo, democratización y derechos humanos, desarme para el desarrollo, prevención de conflictos, fiscalidad para la redistribución de la riqueza norte-sur, etcétera. La construcción del internacionalismo solidario requiere la práctica de un nuevo pacifismo que vincule el tema del gasto militar, la política de armamentos y el empobrecimiento del sur.
La pasión por la primacía de los últimos debe alentar la búsqueda de una democracia económica a través de medidas que profundicen la redistribución de riqueza, sabiendo que tal búsqueda y profundización va a crear fuertes enfrentamientos con los poderes económicos.
La lógica democrática debería llevar a un gobierno político de la economía a través de leyes que con suficiente respaldo popular obligaran a destinar la riqueza a la satisfacción de una necesidad tan básica como es el empleo o a obtener recursos suficientes para financiar la política social destinada a aquellos que no pueden integrarse en el mercado de trabajo.
En el cristianismo el valor central es un amor servicial, emancipatorio, comprometido, liberador con los últimos del mundo. Este amor -señal que identifica a los cristianos- les lleva a no separar el amor a Dios del amor al prójimo.
Este amor llega hasta dar la vida por los amigos, no sólo un amor erótico entre dos o varios seres, ni simple amor familiar, ni exclusivamente amistad, ni siquiera beneficencia caritativa, sino amor de acercamiento servicial y liberador de los últimos de la sociedad Esa especificidad amplía los horizontes respecto a los destinatarios del amor y lleva a la entrega a aquellos que, de entrada y aparentemente, no reportan beneficios sino inconvenientes. Por esta razón, la fraternidad evangélica conduce a aproximarse a los que están caídos, tanto cercanos como lejanos.
Para el cristianismo originario, la raíz de la lucha por la justicia y la igualdad es el amor. La realización de la justicia y la igualdad sin fraternidad termina engendrando nuevas formas de deshumanización. La construcción del amor y la fraternidad presuponen un tipo de sujeto humano, con unas determinadas actitudes, bien descritas en el Sermón de la Montaña y que deben fecundar y configurar las relaciones sociales.
El espíritu del cristianismo originario puede favorecer la expansión de los valores y actitudes ciudadanas que requieren ciertas políticas sociales, ecologistas e internacionalistas. Estas políticas requieren una cultura que vaya más allá de materialismo y se sitúe claramente por la primacía de los últimos, por el reparto de la riqueza y no por la acumulación de bienes, y sobre todo por el acercamiento a los empobrecidos y la búsqueda de la felicidad en la lucha por la justicia y la fraternidad.
---oOo---
AÑO NUEVO, NUEVA ESPERANZA

José María García-Mauriño
Enero de 2013
Con la que está cayendo, todavía cabe hablar de estrenar una nueva esperanza. La que funciona a ritmo de Utopía, la que se fundamenta en los valores éticos. La crisis, esa monumental estafa, es ante todo crisis ética, crisis de valores. Esos valores tan olvidados en este escenario en el que casi solo se habla de dinero: de primas, de porcentajes, de miles de millones, de rescates, de deuda impagable, sube la luz, el teléfono, los transportes (bus, metro, trenes, cercanías) etc. ¿No tienen sitio ya los Derechos Humanos? ¿Dónde queda la Justicia y la Libertad? Me preocupa un país cuya juventud tiene un paro de cerca del 57%. Me preocupa que en estos momentos no se pueda aplicar la Constitución. Es mala señal que este gobierno sea incapaz de cumplir su propia legalidad, que no garantice los elementales derechos que sostiene. Me preocupa que el valor de la Democracia esté tan devaluado en nuestro país y que ese 99% de la población tenga que luchar por mantener sus elementales derechos, frente a ese 1% que tiene el poder. Se trata de no resignarse ante los recortes, de rechazar esa frivolidad política de quienes miran para otro lado. No vamos a permitir que nos recorten la esperanza. Se trata de defender constantemente los valores del civismo como por ejemplo, perseguir el bien común, la valentía por decir la verdad, la cultura de la ejemplaridad, el sentido de la profesionalidad, la cultura de la vida frente a esta cultura de muerte. Y no cansarse nunca de luchar, de debatir, de gritar, de movilizarse, de organizarse. La calle es el único espacio donde no ha metido mano el capitalismo. Nada de resignación, esa droga que adormece el espíritu, propia de aquellos que se quedan en casa, silenciosos. Fuera esa droga que frena el coraje de la esperanza rebelde y del compromiso político. Es el tiempo de la renovación ética, del impulso moral, de aquellos que, sintiéndose jóvenes sin importarles la edad, buscan incansablemente el camino de la Utopía.
ETICA DE LA RESISTENCIA

José María García-Mauriño
Es miembro de Cristianos por el Socialismo
Julio 2012

No es fácil mantenerse firme, de pie, cuando se derrumban tantas cosas a nuestro alrededor. El panorama es desolador. Podemos comprobar que formamos parte de esa mayoría, el 99% de los 7.000 millones de personas del planeta tierra. Una mayoría que está gobernada y sometida al dictamen de ese ridículo 1%, formado por 120 mercados y sólo 125 personas, no elegidas democráticamente y que son los amos del mundo. Son datos recientes de la ONU.
Concretamente, en nuestro país, políticos y empresarios engordan sus arcas mediante una corrupción rampante, nos hunden en la miseria dejando a cientos de miles sin casa e incrementando sin límite la explotación, aumentando jornadas de trabajo, reduciendo salarios e instaurando la ley de la selva en las relaciones laborales. Nos condenan al paro masivo y nos arrancan servicios públicos - duramente conquistados – mientras financian con dinero público una enseñanza y sanidad cada vez más privatizadas.

El rescate de 100.000 millones de euros no es más que un secuestro dirigido a apropiarse de toda la riqueza que producimos cada día y que pagaremos con más recortes de las pensiones y decenas de miles de despidos. Detrás de este rescate vendrá otro, hasta que acaben con cualquier resto de humanización de la vida económica sin que les tiemble la mano.

Se trata de una vergonzosa impunidad que existe en este país donde a los ricos se les aplican amnistías fiscales, y a los pobres se les hace pagar todo el peso de la crisis; donde se rescata con desorbitadas cantidades a los bancos mientras se les permite desahuciar a cientos de miles de familias; donde un juez de jueces se va de fiesta, o un rey de cacería, o su yerno nos roba y sus gastos nos los cargan al erario público; donde se recortan los servicios sociales básicos mientras se pagan jubilaciones e indemnizaciones multimillonarias, o donde quienes nos gobiernan lo hacen para las empresas en las que ellos mismos acaban cobrando como consejeros.

Ante esta perspectiva, buscamos una resistencia racional de la que pueda esperarse un influjo positivo en el despertar de la conciencia de una sociedad abrumada por el dolor, la injusticia y la incertidumbre de muchísimos millones de seres humanos. Una ética que le falte el sentido crítico o la dimensión histórica no es una ética viva. Desgraciadamente, todos los días asistimos a unas políticas de opresión y violencia, conflictos bélicos, pobreza creciente, etc. son el espectáculo diario, un panorama de muerte, no de vida, Proponemos una visión positiva que contemple la Vida como una decisión radical de resistencia. Frente a una ética derrotista, que se pregunta ¿para qué una ética? proponemos una ética vitalista, marcada con el sello del realismo optimista, del entusiasmo por emprender la reconstrucción de los valores básicos como el valor de la vida, de la honestidad, de la libertad, del amor, y sobre todo de la justicia, es decir, la realización de ideales de transformación y cambio, de la confianza en que este estado de cosas tiene que cambiar. La crisis profunda demuestra la necesidad de realizar cambios elementales en la organización de la economía. No queremos una sociedad “líquida”, sin consistencia, sino una sociedad justa en la que se viva la solidez de unas relaciones humanas basadas en los Derechos Humanos. No podemos, no queremos, que este sistema siga aplastando a la humanidad. Seguimos teniendo capacidad de reaccionar y de resistir colectivamente.

Resistir es oponerse a este estado de cosas con una conciencia crítica que desafía a los medios engañosos de la prensa, radio y TV. Es decir, una ética que se asienta en valores éticos y movilizaciones populares. El poder ya no está en el parlamento, está en la calle, en la fuerza que da la mayoría, con la conciencia que proporciona una unión organizada propia. Resistir es poner fin a las políticas de recortes y, en especial, a los acuerdos con la troika (FMI, BCE y Comisión europea) que reclaman más despidos masivos de empleados públicos, reducción de prestaciones sociales y recortes en salarios mínimos y pensiones.

Resistir es tratar de imponer una serie de medidas de emergencia para evitar la quiebra económica. Está absolutamente claro que los banqueros y gobiernos europeos quieren castigar a España por las transgresiones de su «pacto de austeridad». España debería suspender el pago de la deuda, imponer férreos controles al capital y congelar los depósitos bancarios para evitar la fuga de capitales ante el recorte de financiación de la troika.

Resistir es aguantar, soportar a pie firme, nunca darse por vencido, venga lo que venga, y luchar, luchar y luchar incansablemente. Con la que está cayendo, ellos no se mojan, se ponen el impermeable del dinero, y les resbala todo, nosotros nos mojamos, estamos empapados pero les hacemos frente con la cara levantada. Somos mayoría.

Resistir es luchar por conseguir un amplio respaldo mediante muchas organizaciones obreras, de base muy activas y la máxima cohesión de los distintos movimientos sociales. Una denuncia clara y directa de la corrupción y el saqueo de los partidos dominantes (PP y PSOE) y conseguir un colectivo global con las «manos limpias», en un amplio abanico de clases sociales, regiones y grupos generacionales.

Resistir es convocar y hacer una Huelga General indefinida… Hay que tener en cuenta que la mera profundidad de la crisis, el saqueo absoluto y el vaciado de las arcas por parte de la clases dominantes y el desmantelamiento de la totalidad del sector productivo y la transferencia de miles de millones de euros al extranjero por la clase rentista millonaria, han generado un clima extraordinariamente difícil para poner en marcha la necesaria transformación. Pero, a pesar de todo, podemos y debemos unir fuerzas para garantizar la soberanía de la nación rechazando los dictados de la Troika. Las nuevas prioridades sociales requieren recortes drásticos en el presupuesto militar: bases, OTAN y adquisición de armamento.

Recordemos la Resistencia francesa frente a la invasión nazi del siglo pasado. Ahora nos toca a nosotros resistir y resistir ante esta nueva invasión de este capitalismo criminal.