TuWeb

ACTUALIDAD-Enlaces a los artículos de más reciente publicación.
ACTUALIDAD socio-política .
ACTUALIDAD socio-religiosa.Escritos de interés.
ÁFRICA-Artículos varios
AGUA...sobre el
AMOR...sobre el..
BENJAMIN FORCANO.Escritos de...
CAMBIO CLIMÁTICO
CAPITALES.Evasiones varias...
CARTA(S) ABIERTA(S) A ( O DE )DIVERSAS PERSONALIDADES.
CELEBRACIONES...varias.
CELIBATO...Sobre el...
COLECTIVOS DIVERSOS
COMPROMETERSE.
COMUNICADOS Y RUEDAS DE PRENSA-VARIOS
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA.Sobre la...
CONSUMISMO O CONSUMO RESPONSABLE.
CONVOCATORIAS, Conferencias, Encuentros,Manifestaciones...
CRÍMENES Y BARBARIES...contra la humanidad.
CRISIS ECOLÓGICA.Artículos recientes
CRISIS ECONÓMICA
CRISIS ENERGÉTICA
CUBA,PUNTO Y APARTE.
DECLARACIONES DE INTERÉS.
DECRECIMIENTO.Filosofia del...
DERECHOS HUMANOS, para una convivencia en paz.
DESASTRES,CATÁSTROFES,TRAGEDIAS.
DESOBEDIENCIAS...civil y religiosa.
DETENCIONES-DETENIDOS ¿ En qué condiciones ?
DIÁLOGO INTER-RELIGIOSO
DIOS...sobre.
ECLESALIA....Artículos recibidos de...
ECONOMÍA-Artículos relacionados
ECUMENISMO.
EDUARDO GALEANO.escritos de...
EDUCACIÓN-Sobre la educación en general.
ELECCIONES EUROPEAS-Ante las...
EL PAPA y la jerarquía católica .sobre...
ENLACES A OTRAS WEBS .Muy útiles.
ENTREVISTAS ...A personalidades varias.
ESPERANZAS...varias.
ESPIRITUALIDAD
EUTANASIA...sobre la...
EUCARISTÍA...sobre la
EVANGELIO Y POLÍTICA
EXCOMUNIÓN...sobre la
EXPOSICIONES y proyecciones de interés.
EXTRANJERÍA.Sobre la Ley de...
FE-(Artículos y reflexiones sobre la Fe ).
FAMILIA ( La )...vista desde diferentes ángulos.
FAUSTINO VILABRILLE LINARES-Reflexiones
FÍSICA CUÁNTICA. Algo sobre la...
FOROS-Diversos.
FRASES CÉLEBRES.
GALERÍA DE FOTOS RECIENTES.
GENÉTICA...sobre la...
GOLPES DE ESTADO...varios
GUERRA CIVIL...sobre la...
GUERRAS...Sobre las...
HISTORIA-Algunos días señalados.
HOMENAJES Y ANIVERSARIOS VARIOS.
HOMOFOBIA...sobre la...
HOMOSEXUALIDAD.Sobre la ...
HUELGAS Y CONCENTRACIONES REIVINDICATIVAS
HUMOR-Para nunca envejecer.
IGLESIA EN EL MUNDO
IGLESIA-ESTADO.Relaciones...
IGLESIA Y COMUNIDAD CIENTÍFICA
IGLESIA Y JERARQUÍA .Escritos varios.
IMPERIALISMO...Sobre el..
INMIGRACIÓN...Y EMIGRACIÓN.
INQUISICIONES ...varias
JESÚS DE NAZARET-sobre ...
JON SOBRINO.Artículos de...
JOSÉ ANTONIO PAGOLA.Reflexiones litúrgicas.
JOSÉ ARREGI,Artículos de...
JOSE JUÁREZ...artículos publicados en SOMAC.
JOSÉ MARIA CASTILLO.Artículos de...
JOSE MARIA GARCIA-MAURIÑO.Reflexiones
JUAN DE DIOS REGORDÁN DOMÍNGUEZ.Reflexiones
JUAN JOSÉ TAMAYO ACOSTA.Artículos de...
JUBILACIÓN=¿ ANCIANIDAD ?
JUECES...Y JUICIOS.
JUVENTUD...sobre la...
LAICIDAD,¡OJO ! Que no es Laicismo.
LATINO-AMÉRICA.Noticias sobre...
LECTURAS RECOMENDADAS.Libros de consulta ; Revistas y publicaciones varias.
LEONARDO BOFF.Artículos de...
MANIFIESTOS VARIOS
Mª DOLORES DE BURGOS-AISHA.Relatos de...
María,la madre de Jesús.
MASS MEDIA...lo que dicen los medios.
MATILDE GARZÓN RUIPÉREZ.Artículos de...
MEMORIA HISTÓRICA , varias-Noticias y Comunicados
MENORES.Sobre la infancia y los...
MISIONES...Y MISIONEROS/AS.
MOVIMIENTO 15-M
MUJER-Sobre la mujer.
MUROS...otros...
MUSULMANES/AS.Sobre los/as...
NARRACIONES ...Y SUEÑOS,que ayudan a reflexionar.
NAVIDAD-Narraciones y ¡ Buenos deseos !.
NEOLIBERALISMO ECONÓMICO...Y otros.
NOS DEJARON...
OBJETORES DE CONCIENCIA
ODIO...sobre el
ONU-ORGANIZACIÓN NACIONES UNIDAS.Algunas noticias y comunicados.
OPINIONES...varias
ORACIÓN...sobre la...
ORACIONES ...varias
ORIENTE MEDIO.Sobre...
PADRENUESTRO... del capital.
PADRENUESTRO-EL.Varias maneras de dirigirse al Abba.
PALESTINA-ISRAEL...Conflicto ¿ Hasta cuándo ?.
PAPA BENITO XVI.Comentarios y reflexiones sobre y ...del Papa.
PAPAS...sobre los...
PARÁBOLAS EVANGÉLICAS.Reflexiones sobre
PARROQUIA SAN CARLOS BORROMEO-Entrevías
PAZ-Artículos y Reflexiones sobre la...
PECADOS...LOS NUEVOS Y LOS DE SIEMPRE.
PEDERASTIA Y PEDOFILIA...sobre la...
PEDRO CASALDÁLIGA. De Pedro y sobre Pedro.
PELÍCULA...DE
PERDÓN...Sobre el...
PETICIONES VARIAS.
PIRATERÍAS...varias.
PLATAFORMAS.Varias
POBREZA,varios conceptos de...
POESÍA-Rincón de la Poesía.
POESÍAS CONTRA LA ( S ) MASACRE ( S )
PONTÍFICES ...y sus documentos.
PREGUNTAS...¿ Sin respuesta ?.
PREMIOS...varios
PRIMERO DE MAYO...Sobre el
PRISIONES-PRISIONEROS
PSICOLOGÍA Y ESPIRITUALIDAD...aplicadas al tiempo litúrgico.
PUNTOS DE VISTA...para valorar.
RACISMO EN EL SIGLO XXI...Semilla de división entre los humanos.
RECORDANDO A...
RECURSOS VITALES.Sobre...
REDACCIONES...INTELIGENTES.
REDES CRISTIANAS
REFLEXIONES varias-Artículos que nos invitan a ello.
REFUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA.Sobre la...
RELATOS Y EXPERIENCIAS DE VIDA.
RELIGIÓN-RELIGIONES-Sobre la ...
RÉPLICAS...TURNO DE.
REPOBLACIONES FORESTALES
REPÚBLICA...Y REPUBLICANOS.
RESISTENCIA PACÍFICA.
ROSER PUIG,escritos de ...
SACERDOCIO...sobre el...
RESURECCIÓN...sobre la
SALARIOS Y ASALARIADOS
SANIDAD.Sobre la...
SANTIDAD
SECULARIZACIÓN...y su problemática.
SENCILLEZ...Sobre la.
SEMANA SANTA.Reflexiones sobre...
SERENIDAD
SEXUALIDAD...sobre la.
SILENCIO...de Dios
SINDICALISMO
SISTEMAS ECONÓMICOS....varios.
SOCIALISMO...sobre el...
SOLIDARIDAD-Artículos relacionados
SO.M.AC (SOLIDARIOS MAYORES ACTIVOS)-Página de Inicio
SOÑADORES
TEMAS PARA REFLEXIONAR.
TEOLOGÍA ...Y TEÓLOGOS RELEVANTES-Artículos relacionados
TERAPIAS ...Recomendadas.
TERCER MUNDO
TERRORISMOS ...VARIOS.
TESTIMONIOS DE VIDA
TIEMPO LITÚRGICO
TORTURA!.¡ Todos contra la...
TORRES QUEIRUGA,ANDRÉS.Articulos de...
TRANSNACIONALES.Sobre las...
TRANSPORTE...y su problemática.
TRATADOS INTERNACIONALES.sobre...
UNIÓN EUROPEA-Artículos y comentarios.
UNO...Unidad en el amor.
¡¡ URGENTE !!...comunicado.
UTOPÍAS ...EN LAS QUE CREER.
VATICANO-Artículos relacionados.
VIDA TERRESTRE-Expectativas
VÍA CAMPESINA...noticias relacionadas.
VIDAS EJEMPLARES
VIOLENCIAS CON VÍCTIMAS...VARIAS
AGRICULTURA.Sobre la...
VIVENCIAS =EXPERIENCIAS DE VIDA.
VIVIENDA-Sobre el derecho a una vivienda digna.
VIVIR...Formas de vivir.
Vivir lo que somos
ÉTICA.Sobre la ...
IGLESIA.Sobre la...
NACIONALCATOLICISMO.Sobre el...
HANS KÜNG-Escritos y entrevistas.
JUAN HERNÁNDEZ JOVER-Comentarios de ir por casa
 
POBREZA,varios conceptos de...


imagen
Juan de Dios Regordán Domínguez.
NUEVOS POBRES


Hoy me gustaría escribir sobre las flores y los animales pequeños, sobre la belleza, pero en el fondo, en mi interior, percibo que esto sería una evasión. Porque me preocupan los nuevos pobres, intento comprenderlos y ponerme en el lugar de aquellas personas que, teniendo un puesto de trabajo, ya no lo tiene y han venido “a menos”. De una situación de trabajo digno y suficiente, han quedado en paro. Difícilmente se puede aceptar y afrontar con éxito la nueva situación. Nadie nos ha preparado para llegar a ser pobres ni a pensar que algún día podríamos perder la seguridad de la que se gozaba..

Ni el sistema educativo ni la sociedad en general ha favorecido el espíritu de lucha y superación. Por desgracia, se ha extendido demasiado la cultura del mínimo esfuerzo. No hacía falta estar muy preparado para encontrar trabajo. Aquello de “yo trabajo de lo que sea” ha hecho que muchos hayan abandonado el colegio sin haber conseguido una calificación académica. Además, no hacía falta ahorrar para acceder a los bienes de consumo. Tener una nómina, aunque fuese temporal, abría las puertas de una hipoteca. Todo se podía financiar. Nuestro presente se ha construido sobre la base de la deuda.

Podríamos distinguir dos grandes grupos de entre los nuevos pobres. Por una parte, trabajadores por cuenta ajena. Su tipificación podría ser un matrimonio con dos o tres hijos y en el que el padre y la madre trabajaban. Lo normal era que el hombre trabajara en la construcción y la madre en el servicio doméstico. La crisis del “ladrillo” ha mandado al paro al hombre y la actual crisis ha terminado con la aportación económica de la mujer. Desde 2008 se ha agravado la situación de forma casi general. Familias con ingresos entre 1.500 y 1.800 euros mensuales, ahora en paro o en amenaza de quedar en paro, tienen que empezar a pedir alimentos para poder hacer frente a los pagos mensuales de la hipoteca. No son personas en situación de pobreza todavía, pero sí en situación de riesgo si no resuelven pronto sus problemas hipotecarios.

Por otra parte, los autónomos, arrastrando sus antiguos problemas, entran más profundamente en situación de riesgo. Pongamos un ejemplo clarificador. Una pareja regentaba un Bar y cotizaron como autónomos durante ocho años. A partir de 2007 sus situación económica fue empeorando y ya en 2009 no pudieron hacer frente a los gastos fijos del bar ni a la cotización a la Seguridad Social. El cambio de bar lo único que llevaba consigo era la ocultación momentánea de la deuda. Y aquella exclamación, salida de lo más profundo “nosotros lo que queremos es trabajar” recibía el eco de una negativa. De ciudad a ciudad, de servicio social a otro, sin recibir respuesta. En ese trasiego de caminar en busca de lo que no encuentran, surge otra triste exclamación: “siempre pasa lo mismo:” como no estamos empadronados no nos pueden atender”. Y terminan acudiendo a Cáritas. Mientras tanto los políticos miran hacia otros grandes problemas: “subir impuestos” y “mantenerse o conquistar el poder”. Pero la realidad es que nos están naciendo otros “nuevos pobres”.

Juan de Dios Regordán Domínguez

LOS POBRES DE JESÚS

Del Programa de Jesús, de las Bienaventuranzas, la clave y el centro de ellas es la de los pobres, ya que las otras se entienden en relación a ella. Son los pobres los que tienen hambre, los que lloran o son perseguidos. Lucas recuerda la promesa del AT de un Dios que vendría a actuar a favor de los oprimidos (Is 49,9.13), los que tienen a Dios como único defensor (Is 58,6-7) que claman a Dios (Sal 72; 107,41; 113,7-8).Todas estas promesas van a ser cumplidas en Jesús, quien ha definido desde el principio su programa en favor de los pobres y oprimidos (Lc 4,16-21; Is 61,1-3).
La última bienaventuranza (vv. 22-23) tiene como destinatarios a los cristianos que son perseguidos y excluidos a causa de su fe. Su felicidad no consiste en padecer sino en la conciencia de estar llamados a poseer una “recompensa grande en el cielo” Pero, ¿Dios, entonces, nos quiere pobres?, y ¿qué tipo de pobres? Los pobres no son bienaventurados por ser pobres, sino porque, asumiendo tal condición o por solidaridad, buscan y luchan para dejar de ser pobres.
La pobreza cristiana va ligada a la promesa del reino de Dios.. Este reinado se convierte en la mayor riqueza, porque es tener a Dios de nuestro lado, es tener la certeza de que Dios está aquí, en esta tierra de injusticias y desigualdades, encarnado en el rostro de cada pobre, invitándonos a asumir su causa. Y disfrutaremos el Reino cuando no haya empobrecidos carentes de sus necesidades básicas, sino “pobres en el Señor”, los que libremente renuncian a considerar el dinero como valor supremo -un ídolo- y optan por construir una sociedad justa, eliminando la causa de la injusticia, la riqueza.
El reino de Dios es la sociedad alternativa que Jesús se propone llevar a término. La proclama del reino la efectúa Jesús desde su condición humana y en el mismo plano en que se halla la sociedad construida a partir de los falsos valores de la riqueza y el poder. Ello le acarreó la muerte. En Lucas las dos primeras bienaventuranzas van directamente contra los ricos y satisfechos por su indiferencia ante la situación de los pobres. La contraposición entre pobres y ricos está claramente planteada en el Magníficat: “A los hambrientos ha colmado de bienes y ha despedido a los ricos con las manos vacías”

Juan De Dios Regordán Domínguez

============================================
POBREZA, CRISIS y NAVIDAD
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ZARAGOZA, jlardid@hotmail.es
ZARAGOZA.

ECLESALIA, 22/12/09.- Las Comunidades Cristianas Populares de Zaragoza, queremos trasladar a la sociedad nuestra opinión sobre la situación actual, en que la pobreza y el futuro incierto afectan cada día a más personas, producto de una crisis que no sólo es financiera sino de todo un modelo económico. Lo hacemos en un marco navideño de luces y guirnaldas utilizadas como maquillaje para la crisis y manipulación de la esencia de la Navidad.
Consideramos que es necesario centrar la atención en las personas que están siendo victimas de las crisis. La situación económica afecta a toda la sociedad, pero de manera muy especial a quienes menos tienen, a las personas más desprotegidas. Ahí están quienes han perdido su empleo y no se resignan a vivir de subsidios; los inmigrantes, en los que se basa buena parte de nuestra calidad de vida, las mujeres, especialmente las que tienen cargas familiares e intentan sobrevivir desde la economía sumergida; los jóvenes, cegados cuales luciérnagas por los focos del consumo y la inmediatez, y hoy sufriendo el desempleo y la baja cualificación, que dificultará más su integración laboral y social.
Y otras personas que cada uno tenemos presentes, porque es importante que pongamos rostro a estas situaciones de precariedad vital. Un catorce por ciento de los aragoneses (185.769 personas) viven por debajo del umbral de la pobreza. Sólo este dato nos debería llevar a una seria reflexión, (y acción), sobre la sociedad que estamos construyendo.
Pero ni está es la única crisis ni la sufrimos solos. La “crisis financiera” no hace sino evidenciar otras crisis más profundas del actual modelo económico, sobre las que se quiere pasar de puntillas pero que condicionan la vida de miles de millones de personas (de hecho dos terceras partes de la humanidad viven en permanente crisis).Nos referimos a la crisis alimentaria, a la falta de agua potable, al despilfarro energético y a la sobreexplotación de los recursos de nuestro planeta.
Como muestra, ahí están los datos del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas, según los cuales hemos conseguido un record vergonzante: este año hay en el mundo más personas hambrientas que nunca, serán más de 1.020 millones y mientras la ayuda humanitaria se sitúa actualmente en "un mínimo histórico", su nivel más bajo en 20 años.
Lo más sorprendente, e indignante, es que según ese organismo, con "menos del 1%" de las inyecciones económicas que han hecho los gobiernos para salvar al sistema financiero global, se podría resolver el desastre de millones de personas que son víctimas de la hambruna.
Estas crisis no son un hecho natural o casual. Son las consecuencias de una economía que en vez de centrarse en el beneficio de la sociedad y las personas ( que era su finalidad original), se ha centrado en la acumulación, en la riqueza en sí misma, en la especulación, sin importar las consecuencias personales, medioambientales o planetarias; creando una situación realmente injusta, para hoy y para el futuro. Un ejemplo: según la OCDE, entre 1995 y 2005, las empresas españolas aumentaros sus beneficios en un 73%; los costes laborales crecieron un 3,7%; y los salarios perdieron un 4% de poder adquisitivo.
Las Comunidades Cristianas Populares de Zaragoza, consideramos que este tiempo de Navidad es un buen momento para la reflexión y la acción. Como creyentes celebramos que Dios se hace presente en este mundo con una opción preferencial por los pobres (fue a unos pastores a quienes primero se les anunció y quienes acudieron a acompañar a Jesús, nacido en un simple establo). Hoy, esa opción por los pobres y sencillos, continúa siendo elemento central a la hora de abordar la situación de crisis.
No compartimos la actual deriva de la celebración de Navidad, como tiempo de consumo y despilfarro, expresión de ese modelo económico basado en el individualismo y el consumo desaforado; insostenible e injusto. Sólo hace falta ver la publicidad de algún centro comercial “Estas navidades no te prives de nada”, o “Lujo para todos”. De ahí la necesidad de revisar nuestra actitud ante la crisis y reafirmar nuestro compromiso con las victimas, pues parece que hay mucho interés en que realmente nada cambie.
En estos momentos es imprescindible, reflexionar y hacer propuestas, pensando en las causas que han generado la situación actual. No basta con operaciones de maquillaje. Se trata de salir de la crisis financiera, pero sin olvidar que el problema central es cómo resolver los problemas de la humanidad. Por ello las soluciones han de tener presente lo concreto y local, pero también al conjunto de la humanidad, desde una visión del bien común, de las personas de hoy y también de las que vendrán, y eso pasa por resituar el papel de la economía, dando prioridad al trabajo sobre el capital y a la economía real sobre la especulativa.
Navidad es tiempo de Esperanza, por eso queremos impulsar nuestras actuaciones para contribuir a lograr esa sociedad más justa, a la que aspiramos. Tenemos una responsabilidad como ciudadanos, de exigir soluciones pensadas globalmente, con actuaciones concretas, sin pérdidas de derechos. Es fundamental tomar conciencia de nuestro protagonismo socio-económico; y concebir la participación ciudadana como un derecho irrenunciable. La democracia económica no puede ser responsabilidad exclusiva de las instituciones públicas ni de los políticos. Nosotros y nosotras hacemos economía todos los días. Se trata de actuar en consecuencia con nuestros valores. Es con nuestro dinero, poco o mucho, en el que se sustentan determinadas prácticas bancarias que consideramos injustas y que es preciso cambiar.
Es tiempo de tejer alianzas, desde la responsabilidad social de las personas. Cada uno tiene su papel que desempeñar; es preciso volver a insistir en la participación ciudadana en las distintas organizaciones y plataformas sociales; pues la salida a la crisis o pasa por lo comunitario, lo social y la cooperación, o estaremos abocados a su repetición.
Desde Comunidades animamos a profundizar en otro estilo de vida y de consumo. Frente a la tentación de que nada cambie y siga la fiesta del consumo esta la opción de planteamientos más austeros y solidarios, “vivir sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir”, pues mientras sigamos viviendo como vivimos, otros seguirán muriendo como mueren. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

===========================================
=============================================
LA POBREZA, EL PODER Y LA CONCIENCIA…
THELMA MARTÍNEZ, teresiana, thelmastj@yahoo.com.mx
NICARAGUA.

ECLESALIA, 24/09/09.- La pobreza se nos mete en las venas… nos enferma y nos denigra. Nos oprime desde dentro y nos oprime desde fuera. Aunque, cuando nos oprime desde fuera, es más llevadera.
Cuando la pobreza se nos mete en la cabeza, en los pies, en las manos, en la mirada y en el corazón, nos nubla la conciencia. Nos hace sentir menos y nos pone al frente del más dañino de todos los espejos: los demás en comparación con nosotros, los pobres…
Entonces viene el poder a terminar de arruinarlo todo…
Y los pobres nos acercamos al que puede más porque esperamos que nos dé algo de lo mucho que tiene: su dinero, su influencia, su prestigio, su inteligencia, su belleza, o, simplemente, su cariño y preferencia. Y los pobres nos alzamos así al poder sobre nuestros semejantes, los otros pobres con los cuales, sin querer, también competimos. Los que se quedan abajo, se quedan tristes… deseando estar en el lugar que ocupamos los de arriba, los preferidos del jefe…
Y si la pobreza se nos mete en la cabeza, no valen los títulos universitarios que saquemos para “mejorar en la vida”, o los bienes personales ni las riquezas que después logremos (si las llegamos a tener). Porque siempre nos vamos a estar pensando como pobres… siempre nos vamos a creer menos que los demás… siempre vamos a estar compitiendo con aquellos que están cerca del poder. Siempre estaremos pensando en función de lo que no tenemos y quisiéramos tener… o, si llegamos al poder o al “éxito”, nos vamos a olvidar de lo que una vez no tuvimos… de lo que fuimos: pobres. Porque sentiremos vergüenza del recuerdo…
Si se nos mete en los pies, la pobreza nos hace haraganas… y miedosas… Y aprendemos a caminar detrás de los pasos de aquellos a quienes consideramos mejores… y nos detenemos con cada nuevo obstáculo. Y damos pasos de hormiga en aquellos lugares anchos, donde podríamos correr y hasta volar, porque no nos terminamos de creer que estamos ahí precisamente para correr o para volar. Y si no nos mete miedo la pobreza en los pies, nos hace mañosos… porque entonces buscamos siempre cómo aventajar al que viene detrás de nosotras, correr despacio, en zig-zag, nunca de frente, buscando cómo ponernos en lugares donde saquemos ventaja, donde nos arrimemos al poder y al bienestar, aunque eso signifique hacerle trampa a los otros. Pero… “tenemos que sobrevivir”, y aquí se trata de la ley del más fuerte…
Cuando la pobreza se nos mete en las manos, nos ata… Nos amarra y nos desfigura las manos. Nos inutiliza. Porque pensamos que es poco o nada lo que somos capaces de hacer. O nos hace sirvientas de las personas que ostentan poder, dinero o influencias. Nos volvemos serviles e intentamos contentar todo el tiempo a quien está en un “rango” superior al nuestro. Porque tenemos miedo que nos quiten el trabajo… ese trabajo que nos da de comer todos los días (si es que lo tenemos). Así, sin querer y sin que nos demos cuenta, la pobreza nos hace mendigas… y nuestras manos atadas se liberan sólo para ser extendidas para pedir… dinero, favores, privilegios, cariño, aprobación y compasión.
Si se nos mete en los ojos, la pobreza nos hace ciegas. No sabemos vernos por dentro, ni descubrir nuestras capacidades, oportunidades y espíritu de lucha. Sólo vemos lo que NO tenemos… y lo comparamos con lo mucho que otros tienen. Nos entra la tristeza… y la rabia. Y tampoco miramos a nuestro alrededor. No nos damos cuenta de que hay otras personas que están en peores condiciones y que, tal vez, podrían necesitar de nuestra solidaridad. Miramos con desconfianza, con la mirada turbia porque pensamos mal de los demás… porque en el fondo también pensamos mal de nosotros mismos.
Pero cuando nos conquista el corazón, estamos liquidadas… porque la pobreza conquista nuestras ganas. Y lo peor de todo, nos hace amarla, desearla y buscarla. Es una contradicción tremenda: por un lado, no queremos la pobreza porque nos hace sufrir. Por otro, amamos sentirnos víctimas… pobres, limitadas, excluidas. Y le echamos la culpa a los ricos del mundo, a los que tienen poder, a los que son “mejores” que nosotros, los pobres Pobres…
Y si la pobreza nos llega al corazón, nos nubla la conciencia. Ya ni siquiera somos capaces de decir quién somos… ni de dónde venimos, ni sabemos hacia dónde vamos. La sociedad no nos importa, porque ella misma tiene la culpa de que seamos pobres. Y los ricos nos pisotean sin que nosotros nos demos cuenta, o si nos damos cuenta, no protestamos, pues no hay nada qué hacer… Y los otros pobres son nuestros iguales hasta que nos hacen competencia y se quieren meter en nuestro camino y quitarnos las migajas a las cuales, por ser más pobres, tenemos derecho. Y si el sistema nos oprime no opinamos, y si opinamos y luchamos es porque los líderes nos lo dicen. Y así se nos pasa la vida diciéndonos que somos pobres, y que no es justo, y que pobrecitos nosotros que somos pobres, y que quiero quedar bien con el patrón, la jefa y los dueños. Pero también pisoteo a los otros pobres que están debajo de mí… Cuando la pobreza se nos mete en la conciencia, ni siquiera nos damos cuenta de que fuimos nosotras mismas quienes entregamos nuestra propia dignidad, a cambio de un “bienestar”, y nos volvimos objeto de uso y de consumo de quienes ostentan un poder opresor.
Y todo esto, sin darnos cuenta… porque no fuimos capaces de despertarnos la conciencia.
Al final, pienso que el problema no es pasar hambre o angustia por las deudas… El problema es quedarse siempre en el hambre y en la angustia, y aprender a estirar la mano para pedir clemencia a los que tienen o pueden más… o no creer que pueda caminar con la misma dignidad que mi jefa, aunque no ande una ropa tan buena o mi porte no sea “distinguido”… El problema es creer que su dignidad depende de su cargo, de su dinero, de su preparación profesional, de su apellido o de su distinción… y no de su ser PERSONA… tan digna y tan semejante a mí… y a todos los seres humanos de este mundo.
El problema es el miedo que nos oprime… porque con ese mismo miedo nos volvemos opresoras y reproductoras de pobreza…
El problema es que ni siquiera tenemos conciencia de que la humanidad no podemos dividirla más por los “estratos sociales”… porque esa división no fue pensada por el Creador. Y porque este es un pensamiento absurdo… ilógico. Basta vernos unos frente a otros, y darnos cuenta de que somos hechos con la misma materia…
El problema no es ser pobre… sino que la pobreza se nos meta en las venas y nos envenene la sangre, y nos haga seres inferiores (porque nos vivimos comparando con los demás).
La pobreza no está sólo en la casa… en la cartera vacía ni en el fogón apagado porque no hay nada para cocinar. La pobreza está en el alma humana… en la mendicidad de nuestras relaciones y en la mezquindad de nuestros deseos.
Los pobres no sólo somos los que no tenemos dinero…
Los pobres somos los que no nos creemos gente.
Hasta que dejemos de pensar como pobres… entonces seremos, por fin, seres libres. Y ningún sistema nos podrá aplastar, porque la liberación la llevaremos por dentro, y se nos saldrá por los poros en cada uno de nuestros actos. En ese momento ya no nos pensaremos como ricos o pobres, sino simplemente, como seres humanos… Sólo entonces tendremos las agallas para ponernos de pie y enfrentar a este sistema opresor… y decir un “basta” a la injusticia. Sólo entonces tomaremos conciencia de nuestra igualdad, y nos uniremos entre todos los seres humanos, pobres y ricos, que queramos luchar por un mundo justo. Un mundo donde no haya espacio para las diferencias, porque son ilógicas… inhumanas e incivilizadas.
Cuando seamos libres desde dentro, nos liberaremos también desde afuera.
Y la pobreza habrá salido ya de nuestras cabezas, pies, manos, miradas, corazón y conciencia… y todas las personas tendremos el mismo poder creador…
Ese poder libertador que nos fue entregado desde el inicio de la historia de la humanidad. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

===========================================
imagen
Hambruna mundial.

El cinismo de los líderes





El hambre es lo más letal que ha inventado la injusticia humana. Causa más muertes que todas las guerras. Elimina a cerca de 23.000 vidas al día, ¡casi mil personas por hora! Las principales víctimas son los niños.



Al día de hoy son ya 950 millones las personas amenazadas por el hambre crónica. Eran 800 millones el año pasado. Pero aumentó el número debido a la expansión del agronegocio, cuyas tecnologías encarecen los alimentos, y a la mayor extensión de áreas destinadas al cultivo de agrocombustibles, producidos para saciar el hambre de las máquinas y no de la gente.



El ser humano soporta casi todo: políticos corruptos, humillaciones, agresiones, indiferencias, la opulencia de unos pocos. Hasta el plato vacío. Por eso incluso se puede decir que nadie muere por la falta completa de alimentos. Los hambrientos, cuando no tienen nada que comer, llevan a la boca, para engañar el hambre, sobras recogidas en la basura, lagartos, ratones, gatos, hormigas e insectos varios. La falta de vitaminas, carbohidratos y otros nutrientes esenciales debilita el organismo y lo hace vulnerable a las enfermedades. Los niños raquíticos mueren de un sencillo resfriado, por carencia de defensas.



Hay apenas cuatro factores de muerte precoz: accidentes (de trabajo o de tránsito), violencia (asesinato, terrorismo o guerra), enfermedades (cáncer o sida) y hambre. Ésta produce el mayor número de víctimas. Sin embargo es el factor que menos movilizaciones suscita. Hay campañas contra el terrorismo o la violencia de género, pero ¿quién protesta contra el hambre?



Los miserables no hacen protestas. Sólo quien come se pone en huelga, sale a las calles, manifiesta en público su descontento y reivindicaciones. Como esa gente no sufre amenaza de hambre, los hambrientos son ignorados.



Ahora los líderes de las naciones más ricas y poderosas del mundo, reunidos en el G-8, en L’Aquila, Italia, a principios de junio, decidieron liberar US$ 15.000 millones para aplacar el hambre mundial.



¡Qué cinismo se gasta el G-8! Él es el responsable de que los hambrientos sean multitud. Éstos no existirían si las naciones metropolitanas no adoptasen políticas proteccionistas, barreras aduaneras, transnacionales de agrotóxicos y de semillas transgénicas. No morirían de hambre casi 5 millones de niños al año si el G-8 no manipulase a la OMC, no incentivase la desigualdad social y todo lo que la aumenta: el latifundio, la especulación con los precios de los alimentos, la apropiación privada de la riqueza.



¡Sólo 15.000 millones de dólares! ¿Saben esos señores y señoras del G-8 cuántos millones destinaron para salvar, no a la humanidad, sino al mercado financiero, desde septiembre del 2008 a junio del 2009? ¡Mil veces esa cantidad! 15.000 millones de dólares sirven sólo para ofrecer unos caramelos a algunos hambrientos. Sin contar con que buena parte de esos recursos irá a la bolsa de los corruptos o servirá de moneda de cambio electoral. ‘Le doy un pan, déme un voto’.



Si el G-8 tuviera verdadera intención de erradicar el hambre del mundo promovería cambios en las estructuras mercantilistas que rigen la producción y el comercio mundiales, y canalizaría más recursos hacia las naciones pobres que hacia los agentes del mercado financiero y a la industria bélica.



Si los dueños del mundo quisieran acabar realmente con el hambre declararían el latifundio un crimen de lesa humanidad y permitirían la libre circulación de alimentos, parecido a lo que sucede con el dinero.



De igual manera, si tuvieran también el propósito de erradicar el narcotráfico, en vez de agarrar a unos pocos traficantes, pondrían sus máquinas de guerra a destruir definitivamente los campos de plantación de marihuana, de coca, de opio y de otros vegetales, transformándolos en áreas de agricultura familiar. Sin materias primas no hay traficante capaz de producir droga.



Decir que el G-8 intenta acabar con el hambre o salvar el planeta de la degradación ambiental equivale a esperar que la próxima Navidad Papá Noel traiga de regalo una vida digna para todos los niños pobres. Tanto es el cinismo, que los líderes mundiales prometen establecer bases de sustentabilidad ambiental a partir del 2050.



Ahora bien, si la naturaleza enseña algo obvio es que, a medio plazo, estaremos todos muertos. Si la Tierra ya perdió un 25% de su capacidad de autorregeneración, ¿qué pasará si la humanidad tiene que esperar otros 40 años para que se tomen medidas eficaces?



Si los que no pasan hambre tuvieran, al menos, hambre de justicia, virtud calificada por Jesús como bienaventuranza, entonces la esperanza en un futuro mejor no sería vana.





Frei Betto



Traducción de J.L.Burguet



La noche de los pobres está en vela
Pedro Casaldáliga y José María Vigil

Religión Digital
Ya sabemos que la Solidaridad está en crisis. Hablar de crisis de solidaridad podrá parecer un tópico, pero se trata de una fuerte verdad que, por uno u otro lado, nos afecta a todos: a los que deberían dar solidaridad y a los que necesitan recibirla. O, mejor dicho, a todos los que necesitamos recibirla y darla; porque la solidaridad es un misterio de reciprocidad fraterna ineludible.
Datos de esa crisis no faltan.
Nos referimos sobre todo a la solidaridad con América Latina. De los miles de comités de solidaridad que llegó a haber en todo el mundo, con Nicaragua, por ejemplo; la mayor parte de ellos ha desaparecido. Y es curioso observar que, en España concretamente, han desaparecido los llamados comités «políticos» y permanecen los «cristianos». En bien de la verdad es justo reconocer que algunos de los primeros se han fundido con otros organismos más universales de solidaridad.
Sin embargo, permanece en pie la observación de Enrique Dussel: quizás en ciertas horas de decepción histórica, cuando la esperanza «científica» ha sido derrotada por los hechos, permanece, en la noche de la fe, más allá de las certezas científicas, la esperanza contra toda esperanza de los cristianos. Lo cual no significa que esa crisis no afecte profundamente también a los cristianos y cristianas, sobre todo cuando ellos también le dan su debido valor a la historia y a la ciencia.
Empezar por esa constatación de la crisis de la solidaridad no es negativismo. Se trata de una crisis de crecimiento en última instancia. Siempre que se recuerde y se asuma responsablemente lo que de hecho es la solidaridad a la luz de la fe.
La solidaridad es una forma plena de la caridad de siempre, pero con vivencia crítica, histórica, política, geopolítica, de espiritualidad integrada. La solidaridad es la caridad potenciada por la opción por los pobres. La misma crisis que la opción por los pobres está pasando en el corazón de muchos y en muchos sectores de la Iglesia, la pasa lógicamente la solidaridad.
La opción por los pobres ha entrado en su noche oscura
Muchos se están preguntando «qué queda de la opción por los pobres». Entendida como la opción por las Causas de los pobres, y no solamente por sus sufrimientos o su marginación.
Los motivos de esta crisis mayor de la opción por los pobres y, consecuentemente, de la solidaridad con ellos, son muchos, estruendosos, totales.
•El crac del Este Europeo y la caída del socialismo real. El fracaso de algunas revoluciones populares. El supuesto triunfo del nuevo imperio del liberalismo y la hegemonía omnímoda del mercado.
•Porque no se «ve» un proyecto histórico de los pobres, alternativo, que sea viable en este momento globalizado de la política y la economía. Hoy la opción por los pobres ha de hacerse más a contramano, sin el respaldo sensible de un organigrama que lo respalde, sin la fuerza manejable de una esperanza mecanicista que le dé credibilidad de facticidad histórica próxima. La opción por los pobres y por sus Causas, en esta hora nocturna, ha de hacerse como en el aire de la fe, como al viento de la utopía .
Hablando en cristiano eso no es novedad, sino la verdad de siempre. Nuestra «esperanza contra toda esperanza» es una esperanza contra toda apariencia, la fe contra toda evidencia, el amor contra toda imposibilidad. O sea: la opción por los pobres y la solidaridad con ellos ha de ser hoy más teologal que nunca.
•La posmodernidad, que en cierta medida es el cansancio de la modernidad o su autodecepción, proclama la renuncia a los «grandes relatos» y al sonambulismo de las «Grandes Causas», porque los cree inviables o inútiles, y porque opta sistemáticamente por el pragmatismo palpable y por el consumismo diario.
•La hora psicológica -convergencia de todos estos factores- es de un cierto agotamiento o depresión, de un cansancio de fin de día, de alergia a lo que tanto nos ha hecho sufrir y por lo que tantos y tantas, compañeros de camino, lo han dado todo, hasta la vida. De decepción también, porque muchos, compañeros igualmente, nos han fallado. Pasado el soplo fuerte de las banderas en alto, son tantos y tantas los que se han acomodado al ritmo del oportunismo o de la seguridad.
Hoy día hablar de análisis social, de coyuntura sociopolítica, de crítica racional, de evaluación ética, de juicio teológico, encima de la prepotencia y de la evidencia del sistema, resulta uno de aquellos «lenguajes duros» que le atribuían a Jesús de Nazaret los que no estaban muy decididos a seguirle radicalmente (cfr Jn 6, 60).
No hay que comulgar con ruedas de molino
Con frecuencia nos dejamos abatir porque magnificamos lo negativo y comulgamos gregariamente con las ruedas de molino que todo el mundo se traga en esta hora de la caída «del socialismo» y de la euforia neoliberal. También nosotros podemos acabar reconociendo, más o menos atolondradamente, que «la historia ya no va más allá».
La fe es esa luz que brilla en un lugar tenebroso, como decía el apóstol Pedro (cfr 2 Pe 1, 19). Y hay que usarla para iluminar críticamente las tinieblas de la historia, la mentira del poder y la fascinación de los ídolos.
•Se impone un mejor análisis de «lo que pasó», sea en el socialismo real (o «nominal») del Este, sea en nuestras revoluciones latinoamericanas, sea en el «triunfo» del neoliberalismo. Mucha gente, aun de la que hace poco tiempo era crítica del proyecto capitalista y de la dominación imperialista, ahora -introyectando la visión del opresor- acepta las versiones que el capital y el imperio dan de «lo que pasó»: lo que pasó -piensan- es que el proyecto de los pobres -sea cual sea su nombre o su modalidad- se colapsó por sí mismo, internamente; porque era y es y será siempre un proyecto inviable; en la historia sólo sale a flote el proyecto de los ricos.
La guerra fría y, en nuestro caso, la guerra de baja (alta) intensidad, llevada a cabo por la potencia más agresiva de la tierra; las condenas internacionales, incluso por la Corte de la Haya; la violación de los derechos de los Pueblos que suponen las invasiones de Dominicana, Grenada, Panamá; la creciente deuda externa que nos imposibilita toda salida al sol de la normalidad_, todo eso, o no existió, al parecer, o ya no existe. Todo fue simplemente el autocolapso interno del proyecto «imposible» de los pobres.
•Se impone también un rechazo crítico del supuesto «triunfo» del capitalismo neoliberal. Porque nosotros, por los menos, no vemos por ninguna parte ese triunfo, si nos referimos a la inmensa mayoría de la humanidad. Con la añadidura de que el mismo capitalismo neoliberal triunfante no se siente tan seguro de sí, frente a sus contradicciones internas. Pero es que aunque se hubiese dado ese triunfo del egoísmo estructural, sería un fracaso ético de la familia humana; pues se estaría evidenciando, una vez más, la imposibilidad de una política y de una economía honestamente fraternas; se habría impuesto otra vez, como única posible, la «ética de los lobos».
•Hay que saber rechazar las falsas certezas que se nos están introyectando casi inconscientemente por la hegemonía del poder en alza. Nuestra «década perdida», por ejemplo, de hecho ha sido para ellos la década mejor ganada. Wall Street tiene los datos convincentes: ésa fue la década de mayores ingresos sostenidos en la banca mundial.
•No podemos creer en el dios de la guerra, aquel dios que siempre gana, aquel que aplasta al otro, que está siempre del lado de los vencedores. En la misma Biblia Dios ha ido «corrigiendo a Dios». El Señor de los ejércitos, el bendecidor de los grandes rebaños y cosechas plenas, fue haciéndose cada vez más el «go’el» de los injusticiados y la madre de las entrañas de misericordia, hasta hacerse el Dios pobre, niño, marginado, perseguido, crucificado y derrotado en Jesús de Nazaret.
•Tampoco podemos perder nunca la memoria histórica, fundamento de la identidad de un pueblo y autoconciencia de su viabilidad futura. Los triunfos y las caídas de los sucesivos imperios forman la rueda de la historia de la humanidad. Hoy estamos viviendo simplemente una nueva hora de un nuevo imperio, una más nomás. Aquí, en casa, la historia de los 500 años, sobre los pueblos indígenas y sobre el pueblo negro, en particular, nos puede iluminar oportunamente. Hoy esos pueblos están empezando a forjar unos 500 años «otros», muy diferentes, de su lado.
•No es verdad que «cualquier tiempo pasado fue mejor». Ni el pasado remoto, ni el pasado inmediato. En primer lugar, porque el mejor tiempo para cada uno de nosotros, es el tiempo que Dios nos concede forjar con nuestra vida. Los cristianos y cristianas, sobre todo, debemos vivir siempre el hoy de Dios en nuestro hoy humano. Alguien incluso ha clasificado la Biblia entera como «un tiempo llamado hoy».
•La prepotencia del mal aparece más fácilmente que la escondida fuerza de las semillas del bien. Hay mucha más vitalidad alternativa de lo que parece, en la Sociedad y en la Iglesia, en nuestro Tercer Mundo y en el Primer Mundo también. Son muchas las voces y las fuerzas que se están conjugando, en contestación, en profecía, en solidaridad. El que nos sintamos bajo la noche no significa que no haya muchas estrellas y un nuevo sol a la puerta del alba. Hoy, ciertamente, la conciencia, la autocrítica, la voluntad de cambio es más generalizada en el mundo porque es más realista y está más intercomunicada. Además de la CNN, o Televisa o la Globo hay otras muchos canales, gracias a Dios.
Nuestro Dios es solidaridad
Siempre, pero hoy más que nunca, debemos fundamentar teológica y teologalmente nuestra solidaridad. Sólo con esa fundamentación podrá ser plenamente solidaridad cristiana y vencer serenamente los avatares de la historia o del propio corazón.
Dios en sí, en su misterio original, es la plena solidaridad de tres personas en una misma vida total. Como dicen las comunidades eclesiales de base de Brasil que «la santísima Trinidad es la mejor comunidad», podemos decir que «la santísima Trinidad es la mayor solidaridad».
El misterio de la Encarnación es la expresión máxima, histórica, sometida a nuestras vicisitudes, de la solidaridad de Dios con la humanidad. Jesús es la solidaridad de Dios hecha carne y sangre, vida y muerte, pasión y resurrección. En El y por El sabemos cómo Dios es amor solidario.
No tenemos muchos mandamientos. Tenemos uno sólo: «ámense unos a otros como yo les he amado». El mandamiento nuevo del amor nuevo se traduce en la práctica diaria y en la vivencia social y en la organización política y económica de la sociedad, a través de la solidaridad efectiva: desinteresada y eficaz. Con todos, pero más específicamente y ante todo y siempre, con esos hermanos y hermanas «más pequeños», como nos pidió el mismo Jesús. En el antiguo testamento Dios preguntaba: ¿dónde está tu hermano? En el nuevo testamento Dios pregunta, más incisivo: ¿dónde está tu hermano pequeño?; más aún, Dios se hace hermano de los hermanos más pequeños.
Nuestra fe pasa siempre, necesariamente, por la cruz. Nuestra solidaridad, también. Frente a esas decepciones a que antes aludíamos, delante de cualquier género de fracaso, la solidaridad cristiana apela confiadamente a la esperanza de la resurrección. Ninguna vida verdadera muere para siempre. La solidaridad que se da totalmente es siempre un gesto, una celebración, un «sacramento pascual».
El Reino es la sociedad de la solidaridad. Semilla escondida, red barredera, tesoro desconocido para muchos, pero proyecto de Dios: su Causa. La Causa de la Solidaridad total. En el tiempo y más allá. La solidaridad va siendo ya, en esperanza escatológica y en caridad política, el «más allá de la historia».
Caminante, sí hay camino
Debemos ser realistas. Conocer la realidad, hacerse cargo de la misma, cargar con ella; eso nos pide el teólogo mártir Ellacuría. Llamar siempre a la realidad cambiante por su propio nombre. Abandonar la nostalgia del pasado que no volverá. Nosotros no vamos «en busca del tiempo perdido». Otra es nuestra memoria y la conciencia responsable de la lucha o de la sangre que heredamos.
Pisemos el suelo real del neoliberalismo, y busquémosle sus brechas. Hemos de encontrar creativamente los resortes de lucha que puede haber, que hay, en la nueva realidad neoliberal (con ciertas zonas de libertad); sólo formalmente democrática (pero con alguna democracia al fin); de mercado supuestamente libre (donde de hecho, como transitan las mercancías, se transmiten también las ideas y las causas); de mundialización niveladora (pero también de mundialización de intercambios fraternos y de humana comunión).
Sin hacer ascos a temas que hace unos años nos podrían parecer pequeño -burgueses, debemos entrar en ese combate. Un modo también eficaz de combatir al neoliberalismo es combatirlo -sin contaminarse- en su propio terreno.
Ese realismo nos exige una nueva fidelidad a la solidaridad, que podría caracterizarse como la práctica de la solidaridad:
de noche oscura, aparentemente sin salida, en el ejercicio tenso de la fe;
gratuita, sin eficacismos, sin compensaciones; la fidelidad de los que se apuntan a la marcha de los vencidos y no al carro de los vencedores;
siempre profética, porque sigue creyendo en el Dios que oye el clamor de su Pueblo y desciende hasta liberarlo, y consuela a sus pobres y proclama como victoria la bienaventuranza de los marginados;
que hace de la opción por los pobres «la» opción evangélica, «firme e irrevocable», según palabras de Juan Pablo II en Santo Domingo;
que no pierde de vista la posibilidad de las sorpresas, lo inesperado de las coyunturas;
que responde como un eco a la fidelidad extrema de nuestros muchos mártires, ellos y ellas. Una Iglesia sólo es fiel cuando acompaña radicalmente al Testigo Fiel, Jesús, y a sus otros muchos testigos fieles que lo han seguido;
que sabe aprender del tesón de aquellos y aquellas que han mantenido su fidelidad durante siglos a causas derrotadas históricamente: la Causa Indígena, la Causa Negra, la Causa de la Mujer, la Causa Obrera, la Causa de los Pueblos menores…
Este realismo nos exige también buscar y encontrar nuevas formas de solidaridad, más actuales, eficaces hoy, germinadoras de futuro:
Mundialicémonos; por la comunión más universal siempre, en primer lugar, y por la comunicación, cada vez más universal y más rápida. Como hay una guerra a muerte del Norte contra el Sur, debe haber una alianza de vida entre el Sur y el Norte. Además de que no todo lo que hay en el Norte es ese Norte de Muerte.
Hagamos de la sociedad civil y sus varias estructuras y movilizaciones el gran espacio de la solidaridad. La ciudadanía es hoy una reivindicación universal. La mayoría de nuestros respectivos conciudadanos quiere, a su manera, participar. Facilitemos es la participación solidaria.
Debemos seguir siendo «quinta columna» dentro del ámbito capitalismo neoliberal, y forzar desde dentro la evidencia de su perversidad, de sus contradicciones, de su no-futuro para la humanidad.
Todavía, hoy y siempre, debemos cultivar la forma de solidaridad permanente, necesaria, de lo pequeño, que se reproduce, que puede acabar haciendo germinar lo grande. Con muchas pequeñas «ollas comunes» se puede llegar a hacer una gran mesa socializada.
Prepararemos el futuro, el relevo que agarre la antorcha. La insatisfecha rebeldía y la inagotable generosidad de la juventud nos esperan. Hoy el mundo es más solidario que ayer. Mañana lo será más que hoy. El mañana se llama solidaridad.
A veces habremos de saber enriquecer nuestro lenguaje, para hablar sin maniqueísmos de opresión-liberación; o el tono, cuando el análisis pudiese parecer excesivamente racional o pesimista; o el talante, cultivando la confianza en nosotros mismos y en los demás y echándole chile de buen humor al mal humor de la muerte impuesta; o la perspectiva, siempre, porque la Humanidad no es suicida y el Reino es mayor que la Iglesia, y nuestro Dios es el Dios de la vida, y lo nuestro -como lo Suyo- es, decididamente, el Reino.
Vamos aprendiendo. La toma del poder será, cada vez más, por las armas de la conciencia comunitaria, participante, alterativa. Y semejantemente, las mayores derrotas serán las derrotas éticas, de la conciencia, de la solidaridad, del amor. La más reciente rebelión del Continente, la de los zapatistas de Chiapas, todavía balbuciente como un grito, ya nos está enseñando otro modo de rebelarse, con unas perspectivas mayores y penetrando en los diferentes sectores de la sociedad; sin canonizar las armas; canonizando sólo las Causas.
Al detalle: ahí están las jornadas de solidaridad; las fechas memorables; las publicaciones; las visitas que vienen y van; las otras entidades -cristianas o no, pero comprometidas con alguna de las grandes Causas-; las ayudas concretas también -campañas, autoimpuesto, remesas de medicamentos o de alimentos o de ropa-; las vigilias; las acciones artísticas; la militancia diaria del tú a tú, que concientiza y compromete en la familia, en el trabajo, en la comunidad.
Terminamos, para no terminar y seguir andando juntos, con un soneto neobíblico que, en medio de la noche de los pobres, puede ayudarnos a recordar por dónde viene el día y Quién tiene la última palabra. Uno de los versos de este soneto dice que «la noche de los pobres está en vela». Todos los pobres «con espíritu» y todos los que queremos ser solidarios con los pobres, debemos entrar de lleno en esa ardiente vigilia pascual.
Sólo una cinta en flor guarda el entorno
de la garita, libres los ejidos.
Tarda la lluvia, pero en el bochorno
ya estalla nuestra sed de redimidos.
Para que Dios se vea Dios ahora,
hay que ir haciendo el Reino, a contramano
de cualquier otro reino; y es la hora
de que este mundo lobo sea humano.
¿Qué fue del latifundio, centinela?
¿Qué hay de la esperanza, compañeros?
La noche de los pobres está en vela
y el Dueño de la tierra ha decretado
abrir todos los surcos y graneros
porque el Eón del lucro ya ha pasado.

===========================================
imagen
VÍNCULO A LA WEB DE POBREZA CERO
Iremos añadiendo nuevos banners sobre los Objetivos del Milenio,conforme se vayan produciendo.

UNA PROMESA NO ES NADA

NACE LA ALIANÇA BALEAR CONTRA LA POBRESA

La Aliança Balear contra la Pobresa pide a la ciudadanía que participe en la movilización del 17 de octubre y exija coherencia de políticas para poder alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Palma de Mallorca, 10 de octubre de 2008. La Aliança Balear contra la Pobresa nació el 26 de junio de 2008 con el objetivo de coordinar las actividades de las diferentes entidades que trabajan por el cumplimiento de los Objetivos del Milenio (ODM). Se pretende, con una sola voz, llevar a cabo acciones críticas para luchar, no contra la pobreza si no contra las múltiples causas de la pobreza, porque sabemos que es posible erradicarla y también sabemos como se puede hacer.
Los ODM se adoptaron en el año 2000 en la Asamblea General de Naciones Unidas y España fue uno de los 189 países que firmaron la declaración. Hace 4 años surgió la Campaña Pobreza Cero y durante este tiempo se han creado 58 plataformas y alianzas en diversas autonomías, províncias y localidades de España además de la plataforma estatal. En Baleares no fue hasta este año que, a iniciativa de la Coordinadora de ONG+ D de las Illes Balears (CONGDIB), se creó la Aliança Balear contra la Pobresa.

Una vez más, en la pasada Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno celebrada el 25 de septiembre de 2008 en Nueva York asistimos a una declaración de buenas intenciones, pero la realidad es que el año 2015 -fijado para alcanzar las metas de mejora de condiciones de vida para gran parte de la población- está cada vez más cerca y los ODM no se cumplirán de continuar como hasta ahora.


Movilizaciones contra la pobreza en el mes de octubre

Las reivindicaciones y el contexto mundial nos obligan a ver que “Una promesa no es nada”, con promesas no se come, no se cura, no se protege a las personas que viven en situación de pobreza.






Éste es el eje de la campaña publicitaria que invita este año a las movilizaciones de octubre y que quiere llenar las calles de ciudadanos y ciudadanas comprometidas para exigir pasar de las palabras a los hechos. El año pasado, cientos de miles de españoles se sumaron a la movilización (más de 40 millones en todo el mundo) y este año tenemos que ser más en tanto que la situación global ha empeorado. Las movilizaciones tendrán lugar por todo el país en la Semana contra la Pobreza que se celebra entre el 13 y 19 de octubre e irán anunciándose en la página web de la Alianza (www.rebelatecontralapobreza.org)

17 de octubre de 2008, Día Internacional de Lucha contra la Pobreza

En Baleares la Alianza convoca una concentración el día 17 de octubre, Día Internacional de Lucha contra la Pobreza, en la Plaza España de Palma.

Horario: 17 a 19 horas
• Habrá mesas informativas y diferentes actividades reivindicativas.
• Se invitará a todas las personas interesadas a dejar su mensaje contra la Pobreza en una banda blanca que posteriormente se entregará al Presidente del Gobierno de las Illes Balears, Sr. Antich.
• 18 horas: lectura del manifiesto contra la pobreza.


Entidades que han firmado la adhesión a la Aliança Balear contra la Pobreça a fecha 8 de octubre de 2008:

1. Assemblea de Cooperació per la Pau (ACPP- IB)
2. Asociación de Inmigrantes de Guinea Conakry en las Islas Baleares
3. Asociación de Amigos de Puente Piedra, Perú
4. Asociación de Vecinos Rafal Nou
5. Ayuda en Acción
6. Col.lectiu d’Educació en Drets Humans i de Prevencio Activa de Conflictes (CEPAC)
7. Coordinadora de ONG+Ds de Illes Balears (CONGDIB)
8. Drets Humans de Mallorca
9. Ensenyants Solidaris
10. Escola en Pau
11. FEPAE (Federación Palmesana de Entidades Ciudadanas)
12. Fundación Amazonia
13. Fundació Diagrama
14. Fundació per la Formació i la Recerca
15. FUNDESO
16. ISCOD- UGT
17. Medicus Mundi Illes Balears
18. Metges del Món Illes Balears
19. Treball Solidari
20. Trobada Marroquina
21. Sotermun Illes Balears
22. Sindicat de Treballadors i Treballadores de l’Ensenyament de les Illes Balears, Intersindical
23. USO
24. Veïns Sense Fronteres
25. Veterinaris Sense Fronteres

Sin olvidar las personas que sin pertenecer a ninguna entidad en concreto participan voluntariamente en las actividades de la Aliança.



REVISIÓN 2008

OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO


Algunos avances...
y todavía muchas cuentas pendientes



OBJETIVO 1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre

META: Reducir a la mitad en 2015 el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a 1 dólar por día, y el de personas que padecen hambre.

Globalmente las regiones en desarrollo han experimentado un crecimiento económico constante durante los últimos años,. Esto se debe en gran parte a los extraordinarios progresos económicos en la mayor parte de Asia, donde la tasa de pobreza ha pasado del 80% al 20% en los últimos 25 años. El porcentaje de niños menores de cinco años desnutridos también ha disminuido en todas esas regiones, pasando de un 33% en 1990 a un 26% en 2006.

SIN EMBARGO…
Mientras Asia progresa extraordinariamente, en África Subsahariana la mitad de la población continúa viviendo con menos de 1,25 dólares al día y uno de cada dos personas con empleo se encuentran en la categoría de “trabajadores pobres”. A nivel global, según las últimas cifras del Banco Mundial, 1400 millones de personas vivían en 2005 con menos de 1.25 dólares al día.

Pero no sólo la distribución de la riqueza no es equitativa a nivel regional, cada vez aumentan las desigualdades entre países así como a nivel interno. Según el indicador correspondiente a participación en el consumo nacional de la quinta parte más pobre de la población la meta de 2015 está lejos de cumplirse, las desigualdades dentro de cada país tienden a incrementarse.

Además, el actual contexto de crisis y el reciente aumento de los precios de los alimentos ponen en peligro muchos de los progresos conseguidos en la reducción de la pobreza y el hambre: se estima que 100 millones de personas más vivirán en la pobreza extrema y 75 millones más pasarán hambre como consecuencia de este aumento de precios.

Un elevado porcentaje de estas personas en pobreza extrema padecen desnutrición, aproximadamente la cuarta parte de los niños de países en desarrollo menores de 5 años sufren de subnutrición. Quienes viven en condiciones de precariedad y no producen sus propios alimentos son los más perjudicados por este contexto de crisis porque se ven obligados a destinar una mayor proporción de sus gastos a alimentos y ve limitada su capacidad de acceder a otros bienes y servicios básicos como educación y atención sanitaria.


OBJETIVO 2. Lograr la educación primaria universal

META: Todos los niños y niñas podrán terminar un ciclo completo de enseñanza primaria en 2015.

En el mundo hay 570 millones de niños escolarizados. En casi todas las regiones, la tasa neta de matrícula en 2006 superaba el 90% y muchos países se acercaban a una matrícula universal en la enseñanza primaria. La cantidad de niños en edad escolar de primaria que no asistían al colegio cayó de 103 millones en 1999 a 75 millones en 2006, pese al aumento general de la población infantil de este grupo.

SIN EMBARGO…

La desigualdad en el acceso a la educación sigue siendo la mayor barrera para lograr el objetivo. Las tasas de asistencia a la escuela en las zonas urbanas (84%) sigue siendo mucho más alta que en las rurales (75%) y es la pobreza la que mantiene a los niños, y especialmente las niñas, en edad escolar de primaria fuera de las aulas.

De seguir así, 58 de los 86 países en el mundo que aún no han logrado la educación primaria universal no lo harán antes de 2015. Además, aunque las ayudas directas a la educación en los países de renta baja han aumentado considerablemente en los últimos años (de 1.600 millones de dólares en 1999 a 5.000 millones en 2006), las cifras están aún lejos de alcanzar los 11.000 millones de dólares anuales que se estiman necesarios para lograr la educación primaria universal.


OBJETIVO 3. Promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer

META: Eliminar las desigualdades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente para el año 2005, y en todos los niveles de la enseñanza para 2015

Son muchos los países en vías de desarrollo que han promovido con éxito la escolarización de las niñas. Como resultado, la incorporación de las niñas a las escuelas ha aumentado por encima de la de los niños en estos países entre 2000 y 2006 y dos de cada tres países han conseguido eliminar las desigualdades entre géneros en la enseñanza primaria.

SIN EMBARGO…

Las niñas representan en 56% de la población sin escolarizar, Además, de los 113 países que no consiguieron terminar con las desigualdades entre géneros en la educación primaria y secundaria para 2005, se estima que sólo 18 lo lograrán antes de 2015.

Desde el año 2000, la proporción de escaños ocupados por mujeres en los Parlamentos sólo aumentó de 13,5 a 17,9 por ciento, lo que relega su papel en la toma de decisiones en los niveles más altos. Tan sólo en 20 países, ninguno de ellos en Asia, las mujeres ocupan al menos el 30 por ciento de los escaños parlamentarios.

Además, a pesar de los avances, la violencia contra la mujer continúa siendo un gran obstáculo para la consecución de los ODM


Objetivo 4. Reducir la mortalidad infantil

META: Reducir para 2015 en dos terceras partes la tasa de mortalidad de los niños menores de 5 años.

A nivel global, las muertes de niños antes de cumplir los cinco años han disminuido de las 93 por cada 1.000 nacimientos registradas en 1990 a las 72 en 2006. En ese mismo año, por primera vez, las cifras totales descendieron de la barrera de los 10 millones de muertes lo que supone un descenso del 60% desde 1960.

Por otra parte, se han registrado progresos específicos como que en 2006 el 80% de la población infantil mundial fuese vacunada contra el sarampión provocando un descenso global de las muertes por esta causa del 68%. En algunas zonas, como África subsahariana, se redujeron más del 91%. Estas cifras podrían mejorar en los próximos años gracias al “protocolo de segunda dosis” puesto en marcha recientemente.

SIN EMBARGO…

Millones de niños siguen muriendo todos los años por causas evitables: neumonía, diarrea, malaria o sarampión. Un bebé nacido en un país en vías de desarrollo tiene 13 veces más de posibilidades de morir antes de cumplir los cinco años que uno nacido en un país desarrollado. Además, entre 1990 y 2006, alrededor de 27 países –la mayoría de ellos en el África subsahariana-, no han hecho ningún progreso en esta área.

Por regiones el África subsahariana presenta el peor registro: la mitad de las muertes de menores de 5 años en países en desarrollo se registran en este rincón del planeta. Aún así en el tanto en Este de Asia y como América Latina los índices de mortalidad infantil son 4 veces más altos que en los países desarrollados

OBJETIVO 5. Mejorar la salud materna

META: Reducir la tasa de mortalidad materna en tres cuartas partes para 2015.

En 2006, cerca del 61% de los nacimientos en el mundo en desarrollo fueron asistidos por personal especializado, mientras que en 1990 eran atendidos menos de la mitad de los partos. La asistencia a mujeres embarazadas durante la gestación también creció desde poco más de la mitad a comienzos de los noventa a casi tres cuartos diez años más tarde.

SIN EMBARGO…

Las tasas de mortalidad materna siguen siendo inadmisiblemente altas en todas las regiones del mundo, reflejando la escasa prioridad que se otorga a las necesidades de la mujer y el inadecuado acceso a los servicios obstétricos. A escala mundial la mortalidad materna disminuyó menos del 1% entre 1990 y 2005, muy por debajo de la mejora necesaria de 5’5% anual para alcanzar la meta. Sólo en 2005 murieron más de 500.000 mujeres durante el embarazo, el parto o las seis semanas posteriores y el 99% de estas muertes sucedieron en regiones en desarrollo. El riesgo en el África subsahariana es de 1 entre 22 casos frente a 1 entre 7.300 en las zonas desarrolladas. Precisamente, en el África subsahariana, el 25% de las mujeres manifiesta una planificación familiar insatisfecha. Tampoco se ha avanzado mucho en la reducción de embarazos en adolescentes, cuyos hijos presentan mayor riesgo de morir durante la lactancia e infancia.



OBJETIVO 6. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades


META: Detener y comenzar a reducir para 2015 la propagación del VIH/SIDA así como la incidencia de enfermedades como el paludismo y otras enfermedades graves.

La cantidad de personas infectadas con VIH se redujo desde 3 millones en 2001 hasta 2’7 millones en 2007 y las personas muertas por SIDA disminuyó de 2’2 millones en 2005 a 2 millones en 2007. Además, la cantidad de personas que recibe terapia antirretroviral aumentó aproximadamente en 950.000 en 2007 y muchos países están integrando políticas y programas para niños afectados por el SIDA. Tailandia y Uganda han demostrado que se pueden reducir las tasas de infección si se cuenta con una visión adecuada y con recursos para ello, y hoy son un modelo a seguir por otros países azotados por el SIDA.

En cuanto al paludismo, la cantidad de mosquiteros con insecticida que se producen en el mundo aumentó desde 30 millones en 2004 hasta 95 millones en 2007.También se redujo en un 2’6% la mortalidad por tuberculosis.

SIN EMBARGO…

El SIDA se ha convertido en la principal causa de muerte prematura en el África Subsahariana y en la cuarta causa de muerte a nivel mundial. El último informe de ONUSIDA revela que en todas las regiones del mundo los casos han seguido aumentando según una tendencia estable en los últimos cinco años.
Debido a que las personas recién infectadas poseen más años de supervivencia, la cantidad estimada de personas que viven con VIH aumentó desde 29’5 millones en 2001 hasta 33 millones en 2007. Diariamente se infectan de VIH casi 7.500 personas, cada vez más mujeres, superando en total ya a los hombres (60% de mujeres en el caso, por ejemplo, africano) y mueren 5.500 de SIDA. Con 2’7 millones de nuevas infecciones sólo durante 2007, la necesidad de tratamiento se volvió muy superior a la disponibilidad de medicamentos: a finales de 2007, de los casi 10 millones de personas con necesidad de tratamiento para el SIDA en los países en desarrollo, sólo lo recibían 3 millones.

En lo relativo al paludismo, ha habido menos avances en el tratamiento que en la prevención. La proporción de niños con fiebre que recibieron medicamentos contra el paludismo descendió de 41% en 2000 a 34% en 2005. En general, ha aumentado el financiamiento y la atención al paludismo, aunque aún se está lejos de los objetivos mundiales. Todos los años el paludismo provoca 1 millón de víctimas mortales, la mayoría de ellas niños.

En cuanto a la tuberculosis, se estima que en 2006 había alrededor de 1’7 millones de muertes y 14’4 millones de infectados, incluidos aproximadamente 9’2 millones de nuevos casos, un aumento con respecto a 2005 que se atribuye principalmente al crecimiento demográfico. Entre 2005 y 2006 el avance en la detección se hizo más lento, por debajo de la referencia de la meta del 70%. El índice de mortalidad se sitúa en 25 muertes por cada 100.000 personas frente a la meta establecida en 14 fallecimientos.



Objetivo 7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

METAS:
 Incorporar los principios del desarrollo sostenible en las políticas y los programas nacionales e invertir la pérdida de recursos del medio ambiente.
 Reducir a la mitad en 2015 el número de personas que carecen de acceso al agua potable o saneamiento básico.
 Mejorar para 2020 la vida de por lo menos 100 millones de habitantes de infraviviendas.

La población en general parece ser más consciente del problema del Cambio Climático y desde diferentes movimientos sociales se cuestiona nuestro modelo industrial, de desarrollo y de consumo que está generando daños medioambientales irreversibles.
El Protocolo de Montreal, tratado internacional que entró en vigor en 1989, ha tenido como resultado la reducción gradual de más del 96% de todas las sustancias que agotan la capa de ozono y muchos de los gases de efecto invernadero. Igualmente, durante los últimos años se ha desacelerado considerablemente la deforestación –gracias a un aumento de la plantación- y se han protegido el 10% de la superficie de bosques del planeta para la conservación de la biodiversidad.

Desde 1990, la cantidad de personas de regiones en desarrollo con mejores instalaciones de saneamiento ha aumentado en 1.100 millones y 1.600 millones de personas han obtenido acceso a agua potable.

SIN EMBARGO…

Globalmente, las emisiones de dióxido de carbono aumentaron un 30% entre 1990 y 2005 y siguen haciéndolo. La deforestación continúa representando un grave desafío, mientras que la lista de especies en peligro de extinción aumenta rápidamente ante la pérdida de biodiversidad global.

Por otra parte, el aumento del uso de agua ha crecido más del doble que la tasa de crecimiento demográfico en el último siglo y, a pesar de la ampliación de la cobertura, casi mil millones de personas no tienen acceso a agua potable. Casi una cuarta parte de la población mundial, unos 1600 millones, vive sin forma alguna de servicios de saneamiento y otro 15% usa instalaciones de saneamiento que no garantizan condiciones higiénicas de separación para evitar el contacto humano con los residuos.


Objetivo 8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo

METAS:
 Atender las necesidades especiales de los países pobres.
 Desarrollar un sistema comercial y financiero abierto, basado en normas no discriminatorias.
 Encarar con un criterio global los problemas de la deuda externa. Proporcionar acceso a medicamentos esenciales a los países pobres a un costo razonable.
 Velar porque se aprovechen los beneficios de las nuevas tecnologías.

Este objetivo presenta pocos avances y enormes retos que comprometen directamente a los países ricos y al sector privado. Según el FMI y Naciones Unidas, para el promedio de países en desarrollo, la carga del pago de la deuda externa se redujo de casi 13% de los ingresos de exportación en 2000 al 7% en 2006, lo que significa que los países en desarrollo están menos endeudados. Además, otras brechas, como la tecnológica, se van cerrando; sólo en África, se sumaron más de 60 millones de nuevos usuarios de teléfonos móviles en 2006.

SIN EMBARGO…

Pese al alivio de la deuda de los países muy pobres endeudados, en 2006, 10 países en desarrollo gastaron más en el servicio de su deuda que en educación pública; así mismo, el servicio de la deuda fue superior al presupuesto de salud pública en 52 de esos países. Se considera que 21 países pobres muy endeudados corren un riesgo entre moderado y alto de volver a tener problemas con su deuda, puesto que tienen serias dificultades para financiar sus políticas de desarrollo.

La asistencia oficial para el desarrollo continúa cayendo, con una reducción del 8’4% entre 2007 y 2006, lo que sitúa la AOD en el grupo de los países desarrollados en un 0’28% de su ingreso nacional bruto, muy por debajo de la meta del 0’7%. Por segundo año consecutivo, la ayuda oficial al desarrollo desembolsada por los países miembros del CAD (Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE) ha disminuido. Además, la reducción de las barreras a las exportaciones de los países en desarrollo apenas muestra variación desde 2004 e incluso ha disminuido, mientras que ha continuado el apoyo prestado por los países desarrollados a sus propios sectores agrícolas, frenando el desarrollo de las comunidades más desprotegidas. El gasto destinado a subsidios agrícolas (372.000 millones de dólares) y el gasto destinado a Ayuda al desarrollo (103.650 millones de dólares) demuestran que los países ricos gastamos tres veces más en proteger nuestro mercado agrícola que en financiar el cumplimiento de los ODM.

Por si fuera poco, la cooperación técnica para generar capacidad comercial se redujo del 3’6% de la ayuda total en 2003 al 3’2% en 2006.

Tampoco es muy alentador el panorama en lo relativo al acceso a medicamentos. La poca disponibilidad y los precios altos son barreras enormes en los países en desarrollo. Encuestas realizadas en unos 30 países en desarrollo indican solamente un 35% de disponibilidad de ciertos fármacos en el sector público, mientras que en el privado los medicamentos genéricos de menor precio cuestan más de seis veces por encima de los precios de referencia internacionales.

Aunque tecnológicamente se han dado avances en los países en desarrollo, los datos muestran aún grandes desigualdades. En los países desarrollados, el 58% de la población usaba Internet en 2006 frente al 1% en los países menos adelantados.
=============================================
BUENAS PRÁCTICAS ODM

ODM 1:

A mediados de los 90, la producción de arroz en África Subsahariana resultaba insuficiente frente al rápido crecimiento de la población. Las importaciones necesarias para suplir esta carencia suponían la pérdida de casi mil millones de dólares al año a la región, mientras que, peor aún, la mayoría de los productores de arroz debían asumir el riesgo de elegir ente las especies asiáticas de arroz, de alto rendimiento pero poco adaptadas a las condiciones africanas y, el arroz africano bien adaptado, pero de bajo rendimiento.

En este escenario se introdujo NERICA -Nuevo Arroz para África– un híbrido entre el arroz de Asia y África de alto rendimiento, resistente a la sequía y con una rica variedad de proteínas. Este producto ha contribuido a la seguridad alimentaria en países como el Congo Brazzaville, Costa de Marfil, la República Democrática del Congo, Guinea,. Kenya, Malí, Nigeria, Togo y Uganda.

Doce años después del lanzamiento de NERICA, por primera vez muchos agricultores son capaces de producir suficiente arroz para alimentar a sus familias e incluso obtener beneficio en el mercado, mientras que la diversificación de la producción se ha convertido en una realidad.

ODM2:

Un total de catorce países (entre los que se encuentran Burundi, Ghana, Mozambique y Tanzania) están avanzando hacia el cumplimiento del ODM 2 tras eliminar los derechos de matrícula en los distritos más desfavorecidos consiguiendo que la escolarización pase de 4,2 millones de niños y niñas a 5,4 millones. Del mismo modo, Tanzania por ejemplo ha alcanzado ya la educación primaria universal.

La condonación de la deuda externa por parte de varios países desarrollados ha sido crucial para poder poner en marcha esta medida. Antes, se calcula que hasta una cuarta parte de los ingresos de las familias pobres estaba consagrada a la escolarización de los niños y niñas – clases, cuotas de la asociación de padres de alumnos, libros, material, uniformes, entre otros gastos-, dejando a muchos niños y niñas en edad escolar fuera de las aulas.

Uganda, Malawi, Kenia, Zambia y Haiti también han eliminado en los últimos años las tasas escolares facilitando el acceso a la escuela de un mayor porcentaje de niños y niñas.





ODM 3:

Recientemente, Ruanda ha vivido sus primeras elecciones presidenciales libres de la historia, que han sido acompañadas por un referéndum constitucional. El nuevo texto asegura que al menos un 30% de los puestos del parlamento y otros organismos estén ocupados por mujeres. Hoy por hoy, las mujeres ocupan el 48,8% de los puestos lo que convierte a Ruanda en el país con el mayor número de mujeres parlamentarias en el mundo. Éstas ocupan la mitad de los escaños en la Cámara de Diputados, el 35% en el Senado y el 34% del Consejo de ministros.

ODM 4:

El sarampión, importante causa de mortalidad infantil, puede evitarse eficazmente con una vacuna relativamente económica y una revacunación posterior que proporciona protección para toda la vida. De Este modo se ha conseguido la reducción de muertes por esta causa en el mundo en dos tercios desde 1990, superando el objetivo inicial de reducir a la mitad la mortalidad por sarampión para el 2005.

En 1990, los 47 países que daban cuenta del 95% de las muertes por sarampión tenían baja cobertura de vacunación de la primera dosis y carecían de la oportunidad de acceso a la segunda dosis. En 2007, se puso en práctica un protocolo de segunda dosis en 44 de los 47 países de alto riesgo mediante campañas nacionales. Más de 600 millones de niños y niñas han tenido una “segunda oportunidad” de vacunación desde 1990. En 2006, alrededor del 80% de la población infantil mundial recibió la vacuna de rutina contra el sarampión.

ODM 5:

En algunos países como Jamaica, Malasia, Sri Lanka y Tailandia, el número de muertes de mujeres durante el embarazo o en el parto ha disminuido considerablemente gracias a las facilidades de acceso a servicios de planificación familiar y a la atención profesional. En muchos de ellos las cifras se han reducido a la mitad en la última década.

Uno de los proyectos que lo ha hecho posible se llama “El Derecho de la Mujer a la Vida y la Salud” y tiene como objetivo garantizar que las mujeres y sus hijos, especialmente en las comunidades más pobres reciben, una atención sanitaria adecuada. Ha conseguido que durante los últimos cuatro años en Rajasthan, por ejemplo, el porcentaje de partos asistidos por parteras cualificadas haya aumentado en más de un 30%. Las comunidades han respondido positivamente incrementando las donaciones de sangre para su uso durante las emergencias obstétricas.

ODM 6:

El Gobierno de Mozambique ha distribuido mosquiteras especialmente tratadas con insecticidas a todas las mujeres embarazadas y los niños y niñas menores de cinco años. Con un presupuesto relativamente bajo se ha conseguido combatir enfermedades como la malaria, que se transmite por la picadura de mosquitos, que mata a un niño en el mundo cada 30 segundos y más de un millón de personas al año en África.

La Organización Mundial de la Salud asegura que estos mosquiteros podría reducir la transmisión de malaria en un 60% y a un quinto las muertes infantiles, si se utilizan apropiadamente. Más países en vías de desarrollo han puesto en marcha iniciativas similares, con recursos liberados gracias a la condonación de deudas externas y las donaciones internacionales.

ODM 7:

El Protocolo de Montreal ha tenido como resultado la reducción gradual de más del 96% de todas las sustancias que agotan la capa de ozono. Este éxito cuantitativo en la protección de la capa de ozono también ha representado importantes beneficios para el clima porque muchas sustancias que agotan el ozono controladas conforme al Protocolo son también potentes gases de efecto invernadero.

Se estima que, sin el esfuerzo mundial por proteger la capa de ozono, el efecto invernadero de las emisiones de sustancias perjudiciales para el ozono a nivel mundial hubiesen igualado las emisiones de dióxido de carbono, gas de invernadero que más contribuye actualmente al cambio climático.

En septiembre 2007, 20º aniversario del Protocolo de Montreal, los gobiernos reconocieron el doble beneficio de proteger el ozono y proteger del cambio climático mediante un acuerdo para adelantar hasta en 10 años la fecha final de eliminación progresiva de los hidroclorofluorocarburos (HCFC), la sustancia agotadora de ozono que más se utiliza actualmente. También se acordó proporcionar financiamiento suficiente y estable a los países en desarrollo para lograr una acelerada reducción gradual.

ODM 8:

Las organizaciones no gubernamentales, el sector privado y una cantidad de países en desarrollo se están convirtiendo en fuentes cada vez más considerables de asistencia al desarrollo. Fondos con fines especiales –como el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y el Paludismo– se han convertido en importantes canales para algunos de estos recursos.

Además son muchos los países que han empleado el dinero liberado a través de la condonación de deudas para dar un empuje al desarrollo. Así, Tanzania ha terminado con los costes de matriculación en la escuela primaria, ha construido 30.000 nuevas clases y 1.000 colegios, y contratado 18.000 profesores cualificados. Otros países como Nigeria y Mozambique han seguido esos mismos pasos aprovechando ese dinero para vacunar miles de niños contra el tétanos y la difteria, combatir el SIDA y construir colegios.